Compartir

Las buenas vistas crean momentos únicos, generan ideas, creatividad, momentos de introspección y, en muchos, casos, felicidad.

Los miradores son parajes que visitamos constantemente sin darnos cuenta y nos recuerdan que somos minúsculos con respecto a la naturaleza.

En el Mediterráneo encontramos un hilo que los une a todos y que podrías visitarlos si haces un road trip.

A continuación te decimos sobre algunos de los miradores más interesantes y famosos alrededor de la costa mediterránea.

Escaleras hacia el Balcón del Mediterráneo

El Balcón del Mediterráneo, Alicante.

Situado en el terreno de una antigua fortaleza del siglo XV que ya no existe, el Balcón del Mediterráneo tiene una vista privilegiada tanto para turistas como residentes. Para llegar a el se deben descender unas preciosas y monumentales escaleras que hacen que el espectador esté más cerca del mar y, por lo tanto, un mayor contacto con la naturaleza y la experiencia como observador. La vista devela una panorámica entre la costa de Benidorm en Alicante y el mar Mediterráneo.

Plaza de la Naturaleza en el ParK Güell

Park Güell, Barcelona.

Un mirador clásico de la ciudad condal es el Park Güell. En el famoso parque diseñado por Gaudí se puede apreciar la ciudad de Barcelona en todo su esplendor, más aun, si el viajero o residente se sitúa en la llamada Plaza de la Naturaleza, un espacio que el arquitecto catalán había destinado para celebrar grandes espectáculos debido a su amplitud y majestuosidad de sus vistas al atardecer.

Naturaleza indomita en
el Cabo de Creus.

Mirador de Cabo Creus, Girona.

Subir hasta llegar al mirador de Cabo de Creus es una de las cosas que merece la pena hacer para disfrutar de las vistas. Cerca del pueblo de Cadaqués donde nació Dalí, el Cabo de Creus (Cap de Creus en catalán) es un lugar de paso donde varias culturas han dejado su legado, ya sea a través de las sendas de su Parque Natural, la gastronomía típica de la zona o sencillamente a través de la reflexión que se puede practicar disfrutando de las vistas con mucho viento tramontano hacia la Costa Brava en el mar Mediterráneo.

Mirador Terrazza dell’Infinitto, Ravello.

En la costa Amalfitana de Ravello, se encuentran diferentes placeres para la vista. Desde sus pequeños palacios transformados en hoteles de lujo en pequeñas y añejas calles se encuentra la Villa Cimbrone que posee el mirador Terraza dell’Infinito. Este terraza es un mirador natural rodeado de bustos del siglo XVII con vistas a la costa mediterránea y a la ciudad italiana.

El Balcón de Europa, Málaga.

Dentro de los parajes costero españoles existe uno especial que se asoma al Mediterráneo, ese es el Balcón de Europa y su nombre se debe al Rey Alfonso XII, quién quedó fascinado con las vistas durante una de sus visitas a la localidad, ya que descubrían al continente africano a la vez que proponía una clausura del continente europeo. El Balcón de Europa es uno de los miradores más famosos de la costa malagueña y española.

Comentarios

Comentarios

No hay comentarios