Compartir

Muchos buscamos la manera de llevarnos un recuerdo de aquel lugar donde estuvimos para guardar ese viaje siempre en el corazón. Otros preferimos llevar un pedacito de aquella ciudad para esa persona especial: postales, llaveros, volantes y más.

Lo cierto es que son pocos los que no consideran llevarse algún souvenir de sus visitas turísticas a otras ciudades. Hemos querido recopilar alguna de las más curiosas que aporta cada uno de los editores de nuestras guías de viajes y hemos llegado a encontrar 5 souvenirs maravillosos para llevar de diferentes partes del mundo: Amsterdam, Nueva York, Lisboa, Paris y Londres.

5Stroopwafels desde Ámsterdam

En Amsterdam hay centenares de tiendas de recuerdos con un sinfín de productos pero sin duda el mejor souvenir que puedes llevar de tu viaje es uno que no se usa para adornar sino para comer. Los stroopwafels son unas galletas elaboradas con una especie de gofres redondos y planos, rellenos con caramelo (y a veces con otros sabores) y son un ícono de la (no tan conocida) gastronomía holandesa. Tradicionalmente se sirven con bebidas calientes, muchas veces tapando la boca de la taza para que la galleta se ablande con el calor. Tanto si lo llevas para ti como para regalar, puedes estar seguro de que estarás regalando una experiencia placentera. Los stroopwafels se pueden conseguir en casi cualquier tienda de souvenirs pero los mejores, después de probar muchos, son los de la cadena de supermercados Albert Heijn, con vasta presencia en la ciudad, así que es muy fácil encontrar uno en cualquier calle de Amsterdam. Eso sí, no dejes la compra para el aeropuerto porque no siempre tienen disponibilidad.

 

4Yellow Cabs desde Nueva York

El mejor souvenir de Nueva York depende de cada gusto y bolsillo. Pero entre tantos detalles kitsh, hay uno que divierte y traslada a NY instantáneamente: los taxis amarillos de juguete, tan icónico de la ciudad. Hay unos más sofisticados que otros, pero por 10 dólares se llevarán uno muy bueno (y que seguro les recordará a Robert de Niro en Taxi Driver). Lo pueden encontrar en cualquier tienda de souvenirs en la 5a Avenida en las cuadras cercanas al Empire State.

 

3Azulejos desde Lisboa

Lisboa es conocida por 3 cosas: el rio Tajo, los Fados en Alfama y los azulejos. Es por eso que, si hay algo que podemos recomendar de esta ciudad para regalar son sus azulejos como souvenir. Eso sí, no compren azulejos en mercados de segunda mano, porque seguramente serán robados, y ¿quién quiere algo robado? En la imagen les dejamos un azulejo de una de las casas más originales de la ciudad, portentando el famoso slogan de la campaña de Obama en el 2008, el “Yes We Can” Azulejizado, se consigue bajando por la Rua do Alecrim, del lado derecho de la calle.

2Tazas desde Londres

En una ciudad tan icónica como Londres es infinita la cantidad de souvenirs que te puedes llevar a casa: el double-decker para adorar el escritorio, el “Mind The Gap” del subterráneo para acompañar a tus llaves o el imán del Union Jack que pegado a tu nevera hará recordar la lluviosa capital inglesa, entre muchas otras opciones. Pero uno que siempre te acompañará en tus mañanas es el Guardsman Mug, una simpática taza que te llevará al momento en el que intentabas distraer a alguno de los elegantes y siempre firmes guardianes de la armada británica.

1Boinas desde París

La bohemia, el arte y el amor que envuelve a París te lo puedes llevar en la memoria con los recuerdos de las caminatas por la Torre Eiffel, la foto en el Arco del Triunfo y la hermosura de los Jardines del Palacio de Versalles, pero también te la puede llevar en la cabeza con una boina francesa. Por un tiempo reconocido como el sombrero de Francia, este accesorio no pierde su vigencia en el mundo de la moda y siempre te llevará de vuelta a París.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anterior5 plazas del mundo donde pasar la nochevieja
Artículo siguiente3 ciudades para enamorarse en el día de San Valentín
Vivo en Oporto, Portugal. Me gusta pasar tiempo con mi hija en la naturaleza o descubriendo nuevos rincones en ésta y otras ciudades. Soy fan del "slow travel", me gusta tomar fotografías y contarte cosas sobre cómo ahorrar en tus viajes, aprendizajes sobre historia y cultura, o meras curiosidades del maravilloso mundo que nos rodea.

No hay comentarios

Dejar respuesta