Compartir
museo-louvre-paris-guiajando

 

El Louvre es uno de esos lugares míticos de los viajes al que todos van cuando visitan París.

Si quieres saber por qué creo que no deberías ir al Museo del Louvre, aquí te dejo mis 9 motivos para evitar estar visita:

9) Tienes que caminar mucho

Para ver todo lo que deberías ver en el Louvre, tendrías que caminar 14 kilómetros. Considerando que el ser humano es capaz de caminar unos 6 kilómetros por hora, viendo el Louvre demoradamente, observando detalles de algunas obras de arte, etc. podría tomarte varios días si quieres recorrer este museo seriamente.

8) Exceso de gente
Es el museo más popular del mundo: el promedio de visitas diarias es de 16 mil 500 personas (redondeando, vamos).

7) Para entender el museo tendrás que estudiar
Según nuestra guía hermana de París, parisando.com, Le Louvre alberga “Antigüedades Orientales, Arte Islámico, Antigüedades Egipcias, Griegas, Etruscas y Romanas, y pinturas, esculturas, dibujos y grabados de la época moderna y hasta 1848”. Como si fuera poco tener que leer sobre todo esto antes de una buena visita, el Museo “cuenta con un departamento sobre la historia del mismo Louvre y hay 21 salas nuevas dedicadas a la pintura italiana y española de los siglos XVI y XVII.” ¡Bah! ¡¿Quién quiere saber sobre todo esto?!

6) Tiene demasiadas obras
¿Alguna vez has estado en un Centro Comercial lleno de luces y ruido? Pues estar aquí es lo mismo pero versión artística, con 380.000 objetos y 35.000 obras de arte, gente silenciosa admirando cada trabajo y destellos de genialidad por todas partes.

5) Tomarse la foto con la Pirámide es imposible
Es imposible salir sólo en la foto con la pirámide. Hay tanta gente afuera, que deberás ser un master en photoshop para lograr eliminar a toda la gente que saldrá en la foto. Además, hay tanta gente tocando la piramide, que te verás bastante tonto haciéndolo. Especialmente porque es imposible que puedas tocar esta pirámide de 20,6 metros con sus 673 paneles de vidrio laminados transparentes divididos en 603 rombos y 70 triángulos, mucho menos en la pirámide invertida dentro del museo. Sus paredes, por cierto, están inclinadas en 51 grados, al igual que las pirámides egipcias. Por otra parte, hay leyendas urbanas que versan que la pirámide del Louvre es una marca del anticristo.

4) El Jardín de las Tullerías
Como si fuera poco tener que caminar un montón dentro del museo, en las afueras del Louvre hay un precioso jardín florentino: el Jardín de las Tullerías, que fue inagurado en 1564 y en el cual no podrás evitar caminar por él, añandiéndole más kilómetros a tu ya larguísimo día. Y si es primavera, hace sol y te tumbas un poco, pues peor.

3) Es demasiado anticuado
Es demasiado antiguo. El Museo fue inagurado originalmente en 1.793 y dominó el centro de la ciudad desde el Siglo XXI. Hay cosas más modernas que hacer.

2) Es demasiado caro
13€ para tener que caminar tanto, con tanta gente, viendo tantas obras de calidad en un sitio tan anticuado, nos parece, realmente, un exceso.

1) La Mona Lisa está sobrevalorada
Leonardo Da Vinci es de mis artistas favoritos, pero honestamente, la Mona Lisa ¡es un cuadro que mide apenas 77×53 centímetros! No sólo es casi imposible verla con la cantidad de gente que tendrás al frente, sino que, al lado de otras obras de Da Vinci, su significancia es nula. Esa mirada sospechosa, esa sonrisa fingida, esas manos sobre el vientre… No hay ningún misterio, ¡vamos, es sólo un retrato! 😉

Si después de leer estos motivos aún quieres realizar la visita: ¡te felicito! Es un lugar que, a pesar de algunos inconvenientes ¡nadie debería perderse!

Compartir

7 Comentarios

    • =) Gracias por tu aportación Andrea. Sí, supongo que no es tan difícil en una situación así, o quizás un 1ero de Enero bien temprano (aunque haga mucho frio)!

  1. Un artículo estúpido, carente de argumentos, parece mentira que alguien se atreva a demostrar su falta de inteligencia publicando semejante cosa!

  2. Excelente, el mito del museo seduce pero la realidad difiere en extremo. Afortunadamente se le puede encontrar en los medios digitales asi que cuando toca ir uno va a la parte que mas le interesa.El inventario es tan pero tan extenso que para conocerlo y apreciarlo puntualmente se necesitan no meses talvez un par de años.

Dejar respuesta