Compartir

Ningún viaje está exento de choques culturales y aunque no siempre es la regla, mientras mayor es la distancia que nos alejamos de casa, mayor es la probabilidad de experimentar anécdotas curiosas en un viaje.

Si viajas a China, seguramente más pronto que tarde comenzarás a encontrar situaciones curiosas con la comida. En este post te mostramos algunas de las curiosidades gastronómicas de China y además te enseñaremos cómo comer correctamente con palillos.

La comida china, esa gran desconocida

Pato asado en una vitrina. No-Te – stock.adobe.com

A pesar de ser una de las cocinas internacionales más expandidas y populares en el mundo, lo cierto es que la verdadera comida china no tiene nada que ver con la que conocemos en occidente. Si viajas a China, olvídate de pedir un “arroz tres delicias” o unos “rollitos de primavera”.

Aunque en este artículo no haremos un repaso por los platos chinos más conocidos, se dice que en China se come todo lo que tenga 4 patas, a excepción de las mesas. Los chinos se caracterizan por aprovechar prácticamente todo de cada animal y según la región o el restaurante, podrás encontrar los animales más exóticos que puedas imaginar en el menú.

El pollo, la ternera, el pato y el cerdo, estarán presentes en cada menú, pero también se consumen animales que en occidente serían impensables: serpientes, perros, ratas, gusanos, palomas, órganos de animales y hasta insectos se consumen tradicionalmente.

Arroz blanco y platos variados en un restaurante de Beijing. Ricardo Ramírez -Guiajando

El arroz blanco es un ingrediente tan típico, que en muchos restaurantes ni siquiera se pide porque es tan común como el pan y siempre se sirve con la comida.

El primer contacto con un menú en chino

Menú de un restaurante chino. gnohz – stock.adobe.com

Entrar a un restaurante en China puede intimidar el primer día, más cuando el menú está únicamente en mandarín. Por fortuna, muchos restaurantes vienen acompañados de fotografías en el menú, pero si no cuentas con esta suerte y no consigues hacerte entender, el mejor consejo es señalar con el dedo lo que quieres.

De cualquier forma, puede que ese sea el menor de tus problemas, porque en China se come con palillos y son muy pocos los sitios donde puedes conseguir cubiertos.

Cómo comer con palillos en China

Cómo usar los palillos chinos. elnavegante – stock.adobe.com

Aunque para hacerlo con destreza se requiere mucha práctica, comer con palillos es bastante sencillo. Primero, debes sostener uno de los palillos entre el dedo pulgar y el dedo medio, sin que toque directamente el pulgar. El segundo palillo debe ir sostenido por la yema del pulgar y del dedo índice. El truco consiste en que el primer palillo siempre debe ir fijo y el segundo es el que se mueve.

Aparte de la técnica, hay ciertas prácticas que igual debes tomar en cuenta al comer con palillos:

  • Nunca uses los palillos para servirte comida de los platos comunes de donde se sirven otros comensales. Para ello se dispone de cucharas especiales.
  • Mientras no se usan, los palillos deben reposar sobre el reposa palillos o sobre el plato o cuenco de manera paralela, nunca cruzados.
  • No es de buena educación terminar con toda la comida del plato. Esta señal puede hacer pensar al anfitrión que sigues con hambre.
  • No tengas miedo de acercar el plato o cuenco a la boca. No sólo está permitido sino que es una práctica para ayudar a que la comida no se desperdicie.
  • Tampoco tengas miedo de hacer ruido al comer, ya que no se considera mala educación.

Cuidado con el picante

Hot Pot de Sichuan. chungking – stock.adobe.com

China es uno de los países donde más picante se come en el mundo. Se cree que el uso extendido del picante en China tiene un origen medicinal, como una manera de combatir el frío y a la vez conservar mejor los alimentos. Si bien, el uso del picante está muy diseminado en el gigante asiático, es en las provincias de Sichuan, Hunan y Hubei, en la zona central de China, donde más picante se consume.

Por lo general, muchos de los platos con la palabra Sichuan en su nombre suelen ser bastante picantes. Platos como el pescado hervido sichuanés (shuizhuyu), el Hot Pot, el Ma po tofu (carne de cerdo con tofu y salsa picante), o el Pollo picante de Chongqing, son algunos de los platos que podrán sacarte lágrimas si no tienes cuidado.

Si quieres pedir tu plato sin picante, debes aprender la expresión Bùlà (不辣), que significa “sin picante” y suena a algo parecido como pu-la. Un buen consejo es tener este símbolo en tu móvil o en un papel y enseñarlo cuando pides comida y así evitar sorpresas desagradables.

Si has vivido alguna anécdota curiosa con la comida en China, no dejes de compartirlo con nosotros en los comentarios.

Comentarios

Comentarios

No hay comentarios