Compartir

Hace ya ocho años que vivo en Portugal con el objetivo de encontrar y entender mis raíces, y sobre todo de entender la cultura lusa.

Primero viví en Lisboa, y desde hace poco más de 3 años en la ciudad “Invicta” – Oporto -. Este tiempo lo he aprovechado para mejorar nuestra guía de viajes de Oporto y conocer mejor la oferta gastronómica de la ciudad.

Mi estancia aquí me ha llevado a conocer mejor las diferencias culturales entre el norte y el sur de Portugal, al tiempo que he profundizado más en las grandes diferencias culinarias regionales para saber a ciencia cierta por qué a alguien de Oporto le dicen “tripeiro” y a alguien de Lisboa “alfacinha“.

Pero no hay que ser ningún experto para saber que el plato estrella de Oporto es la “francesinha”. Es tan común que algo así como el 90% de los restaurantes tienen una versión del plato.

Así que me embarqué en una aventura que de alguna forma se terminó hoy.

Se terminó hoy porque quebré mis principios y almorcé una francesinha de alta alcurnia en un restaurante con Estrella Michelin.

Flavio Bastos – Guiajando

¿Por qué deberías creer en mi juicio para develarte las mejores francesinhas de Oporto?

Hace un par de años decidí hacer una cena informal mensual con un grupo de amigos. La comida escogida, por supuesto, fue la francesinha.

Es un plato que representa muy bien al Norte de Portugal: pesado, grasiento y con mucha carne.

La francesinha es un bocadillo (croque monsieur estilo portugués) relleno de salchichas (linguiça, longaniza), con bacon, a veces jamón, muchas veces chorizo y siempre filete de ternera. Todo esto entre dos panes de molde, con experimentos de pan artesano en alguno que otro sitio. Varias tajadas de queso amarillo derretido por encima, coronado con un huevo frito.

Lo más sorprendente, quizás, es la salsa que se le echa por encima a este bocadillo.  Suele tener una base de cerveza y tomate, además de llevar caldo de carne. Puedes ver más sobre la preparación en la web del cocinillas.

El acompañante suele ser patatas fritas y un fino (cerveza).

Sólo de escribir esto se me taparon las arterias.

Pero tengo muy buenos motivos de haber escogido este plato de Oporto: es una cena abundante y bondadosa, como su gente; es relativamente barata; y a menos que caigas en muy malas manos, suele ser deliciosa; luego, toma algún tiempo convertirte en el monstruo capaz de devorar aquella grosería de sandwich, haciendo de ésta una experiencia lenta, lenta como los tiempos del Portugal que a mí me gusta.

Todos éstos elementos hacen que el comer este sea toda una experiencia, ideal para ser nutrida por una buena conversación, para entre cerveza y bocado construir un recuerdo que perdure.

Por otro lado, está el orgullo del portuense, de querer servir la mejor francesinha de Oporto (y todos dicen tenerla), por lo que sería muy raro que alguien intentara hacer una “trampa para el turista” con este plato.

Basado en todas estas premisas, comenzó mi tour a través de las francesinhas. Y que me llevó a todos estos sitios para probar la especialidad (y muchos otros que no están aquí):

En general, recomendaría casi cualquiera de los lugares que están en el mapa. Y digo “casi” porque la verdad es que sí hay algunos lugares que me desilusionaron. Pero como todo es cuestión de gustos y algunas personas estarán más contentas que otras con ciertos lugares.

Pero creo que no hago mal en decirles a muchos de ustedes dónde sí es una buena idea ir a comer esta delicatessen local.

Éste es mi veredicto en orden de preferencia.

Mejores francesinhas de Oporto y dónde comerlas

#5 Cantinho de Avillez

Flavio Bastos – Guiajando

La francesinha más pija que me he comido en mi vida.

Es bastante diferente de las “normales”. Por ese motivo no recomiendo probarla si aún no te has iniciado en el mundo de este plato típico de Oporto.

Deliciosa, el sabor cremoso de la trufa en la salsa es fantástico. Pero así como tiene algo bastante diferenciador en su  salsa, el pan deja mucho que desear. Demasiado tostado y difícil de comer. El precio si mal no recuerdo fue de 12€ por el emparedado. En total gasté unos 25€ con entradas y un copo de vinho verde.

  • ¿Por qué me gusta? Me gusta precisamente porque es diferente de las francesinhas normales
  • Dirección Rua Mouzinho da Silveira, 166 R/C, 4050-416 Porto
  • Precio Medio por persona 30€ por persona

#4 Capa Negra

Flavio Bastos – Guiajando

Un clásico de la ciudad. Tanto, que el restaurante es ahora una cadena con varios restaurantes en la ciudad. Uno de mis favoritos es el Capa Negra II, con un ambiente un poco más formal, sin dejar de ser familiar. Suele ser un poco más caro que el resto de los restaurantes. Pero tiene una excelente atención y variedad de platos.

  • ¿Por qué me gusta? Me gusta el ambiente y la francesina es buena y siempre consistente
  • Dirección Hay varios “Capa Negra”. A mí me gusta el “II”. Rua Campo Alegre, 191
    4150-177 Oport
  • Precio Medio por persona Unos 20€ por persona con bebidas y postre

#3 Ruial

Roger Prieto – Guiajando

Este es un lugar humilde en el barrio de Bonfim, a 5 minutos de la terminal de autobuses de Campo 24 de Agosto. Me gusta por su salsa picantosa y su ambiente súper informal.

  • ¿Por qué me gusta? Ambiente informal, precio económico
  • Dirección R. de Santo Ildefonso 409, 4300 Porto
  • Precio Medio por persona: 15€ por persona con bebidas y postre

#2 Golfinho

Flavio Bastos – Guiajando

Un clásico de Oporto. Atendido por su propio dueño, un valiente además, que cuenta la leyenda, dijo “NO” a la visita de Anthony Bourdain para su programa especial sobre Oporto. El lugar es pequeñísimo, así que hay que ir con tiempo o estar dispuesto a esperar. Las francesinhas siempre salen calientitas y recién hechas. Suele tener el pan bastante tostado.

  • ¿Por qué me gusta? Porque la francesinha que hacen aquí está muy rica
  • Dirección R. de Sá de Noronha 137, 4050 Porto
  • Precio Medio por persona: 15€ por persona con bebidas y postre

#1 Yuko

Facebook de Yuko

Aunque hace casi 3 años que no voy, la recuerdo como una de las mejores que he probado. No sé el motivo, pero probablemente tuvo que ver con el ambiente, ya que el lugar parece una taberna antigua, con paredes de piedra, y mucho movimiento.

También fue una de las francesinhas más grandes que me he comido. Este restaurante está completamente fuera del circuito turístico, por lo que es uno de esos lugares donde siempre verás locales.

Es recomendable reservar, porque SIEMPRE está lleno.

  • ¿Por qué me gusta? Tamaño de la porción y ambiente local
  • Dirección Rua de Costa Cabral 2331
  • Precio Medio por persona: 20€ por persona con bebidas y postre

Comentarios

Comentarios

1 Comentario

Comments are closed.