Inicio > Europa > Los 11 destinos más baratos de Europa

Los 11 destinos más baratos de Europa

Foto del autor

By Roy Reyes

Viajar por Europa es un sueño para muchos, pero tampoco es secreto que algunas de sus principales ciudades están entre las más caras del mundo. Por fortuna, es posible viajar por el viejo continente sin dejarse un ojo de la cara ya que existen numerosos destinos baratos en Europa que son increíblemente atractivos.

Sigue leyendo si quieres descubrir lugares seguros y muy baratos en Europa que te van a sorprender y no van a descuadrar tu presupuesto.

Recuerda que puedes encontrar buenos precios en alojamiento reservando con antelación y revisando los mejores buscadores de hoteles, una herramienta clave para organizar tu viaje. Y si quieres gastar 0 euros en alojamiento, siempre puedes aprovechar las ventajas del intercambio de casas.

Los 11 destinos más baratos de Europa

Sofía, Bulgaria

© Canva

La capital de Bulgaria es una ciudad que esconde numerosas atracciones que vale la pena conocer, como la Iglesia de Boyana y el Parque Nacional de Vitosha. Lo mejor de todo es que un vuelo directo desde Madrid tarda 3 horas y media y 1 hora y 45 minutos desde Roma.

El transporte público es muy barato, el billete sencillo cuesta 1 Lev (0,50€), y muchos de los sitios históricos y museos tienen entrada libre o precios muy reducidos.

Por ejemplo, visitar la Galería de Arte Nacional de Bulgaria (el museo número uno del país, con más de 50 mil piezas), cuesta 4 Lev (2€) para los adultos, y si de ahorrar dinero se trata, también puedes apuntarte a un free tour por Sofía para que conozcas la ciudad con un guía en español. 

Descubre qué ver en Sofía en 3 días

En cuanto al precio de la comida, también es bastante económico. Por ejemplo, un plato típico búlgaro es el Kebapche (es una especie de salchicha o morcilla que acompañan con patatas), podrás probarlo por menos de 6€, la cerveza cuesta 1,50€ y encontrarás buenos hoteles a partir de 25€ por noche.

Varsovia, Polonia

Varsovia es la principal ciudad que ver en Polonia. Entre los atractivos de la capital polaca está el caminar por el Stare Miasto (casco antiguo), conocer la plaza Runek Starego Miasta (donde encontrarás a La Sirenita). el Castillo Real y la famosa calle Piwna.

En Varsovia un plato de comida ronda entre los 5-7€, una cerveza en un bar alrededor de 2€, mientras que encontrarás donde dormir a partir de 20€ por noche (y estamos hablando de hoteles, no de pensiones).

Todo esto y más, hacen de Varsovia uno de los mejores destinos en Europa para disfrutar sin romper la hucha.


Descubre 15 lugares que ver en Varsovia, desde lo más típico a los lugares que sólo recomiendan los lugareños.


Budapest, Hungría

Conocida como “La perla del Danubio” la ciudad cuenta con un montón de monumentos increíbles, como el Castillo de Buda, el flamante Parlamento Húngaro o la Iglesia de San Esteban, monumentos que la han convertido en una de las ciudades más bonitas de Europa.

Budapest es también conocida por sus baños termales, muy visitados por los locales y a precios económicos. Por ejemplo, la entrada a los Baños Géllert, uno de los más famosos de la ciudad, vale 5,900 HUF (unos 15 €).

Además encontrarás un montón de lugares de lo más originales, como los bares en ruinas, también conocidos como «ruin pubs», lugares que fueron abandonados y posteriormente convertidos en pubs. Uno que vale la pena conocer es Csendes Vintage Bar & Café (Ferenczy István u. 5.), un original sitio con una decoración surrealista. Una pinta de promedio puede valer como mucho unos 2€.

Comer en Budapest cuesta en promedio unos 8€ por persona, mientras que una noche de hotel puede ser tan barata como 25€. Y recuerda, no te olvides de probar el famoso goulash húngaro.

Descubre más lugares que ver en Budapest con poco dinero.

Lisboa, Portugal

© joyt/stock.adobe.com

Puede que Lisboa no sea tan barata como las ciudades anteriores, pero sigue siendo una opción asequible en comparación a otras ciudades europeas.

La Plaza del Comercio, el Elevador de Santa Justa, la Catedral, el barrio de Alfama y Belém, así como el Castillo de San Jorge y sus miradores, son algunos de los atractivos que disfrutarás en Lisboa, además de la deliciosa comida típica de Portugal.

A la hora de comer, en un restaurante sencillo, puedes gastar unos 10€ por persona, una cerveza cuesta alrededor de 2€, y puedes encontrar alojamiento a partir de 40€ por noche. Si quieres más detalles, te contamos cuánto cuesta viajar a Lisboa.

Bucarest, Rumania

A Bucarest también le llaman de diversas formas: desde “la Berlín de Europa del este”, gracias a su vibrante vida nocturna a la «pequeña París de Rumanía» por su arquitectura afrancesada y hermosos parques.

Entre lo imperdibles de qué ver en Bucarest están el Parlamento Rumano, el casco antiguo de la ciudad y el Museo Satului, entre otros.

En cuanto a los costes medios, una comida cuesta alrededor de 6€, la cerveza vale 1,5€, y encontrarás donde dormir a partir de 25€ por noche.

Rumanía es conocida en Europa por la región de Transilvania, donde se encuentra el Castillo de Bran, asociado a la leyenda de Drácula.

Descubre qué ver en Transilvania, un recopilatorio de los lugares más imprescindibles en Rumania asociados a la leyenda de Drácula.

Praga, República Checa

La capital checa es famosa por su impresionante arquitectura y por la calidad de su cerveza. No en vano, la cerveza tipo Pilsen fue originalmente elaborada en la ciudad checa del mismo nombre.

Hay muchísimos lugares que ver en Praga, también conocida como la ciudad de las 100 torres, que son sitios que parecen sacados de un cuento, como el Castillo de Praga, la Catedral de San Vito, y el emblemático Reloj Astronómico. El Puente de Carlos que cruza el río Moldava es el más antiguo de Praga (1357-1402) y otro de sus lugares más icónicos.

Con respecto a la comida, hay muchos lugares donde comer barato en Praga, el truco está en no caer en las típicas trampas para turistas. Una comida sencilla puede costar entre 7-10€, una pinta de cerveza apenas 1,5€, mientras que puedes encontrar hoteles desde 30€ por noche.

La República Checa, a pesar de ser miembro de la UE, curiosamente no utiliza el euro. Para más detalles, revisa nuestro artículo sobre qué moneda se utiliza en Praga y los lugares más seguros para cambiar dinero.

Belgrado, Serbia

Pasada la guerra de los Balcanes, Belgrado ha ganado relevancia como destino turístico en Europa, especialmente para escapadas de fin de semana. Y es que un vuelo desde Barcelona tarda apenas 2 horas y 45 minutos.

La capital serbia cuenta con monumentos de visita obligada. Por un lado encontramos la Fortaleza Kalemegdan, un antigua fortificación romana que domina el panorama de la ciudad, que posteriormente fue ocupada por celtas, bizantinos, godos, hunos, austro-húngaros y turcos, una muestra de la diversidad de los orígenes de Serbia.

También encontrarás el Templo de San Sava, para más señas es la mayor iglesia ortodoxa de los Balcanes y la segunda más grande del mundo. Un sitio para pasear es la Calle Knez Mihailova, la vía más animada de la ciudad con multitud de restaurantes, bares y clubs que se han convertido en uno de sus principales atractivos.

Comer en Belgrado puede ser tan barato como 5€, una cerveza ronda los 1,5€, mientras que podrás encontrar donde dormir a partir de 20€ por noche.

Skopje, Macedonia del Norte

La capital de Macedonia del Norte es uno de los destinos más desconocidos de Europa, a pesar de que históricamente, Skopje ha sido un punto importante de la ruta balcánica entre Belgrado y Atenas. 

Si te preguntas qué ver en Skopje, te sorprenderá saber que hay mucho que visitar. Y es que la capital de Macedonia del Norte es uno de los secretos mejor guardados de los Balcanes. De entrada no debes perderte la multitud de estatuas repartidas por toda la ciudad. Y es que Skopje es conocida como «la ciudad de las 1.000 estatuas».

Dos sitios a visitar: la Iglesia ortodoxa de San Clemente de Ohrid, que contiene una campana de 1.000 kilos ¡y una lámpara de araña de 5 toneladas!, así como la Casa museo Madre Teresa de Calcuta, que aunque ella se consideraba albanesa, Skopje fue su lugar de nacimiento.

La moneda de Macedonia del Norte es el Denar, 1€ son más o menos 60 MKD (Denars). El gasto medio de un turista en Skope es de unos 40€ diarios, incluyendo alojamiento y comida. Una pinta de cerveza cuesta alrededor de 1,6€.

Zagreb, Croacia

Aunque la costa croata puede ser bastante cara, el interior del país, incluyendo Zagreb, es bastante económico (e igual de interesante). La capital croata, que normalmente es pasada por alto por muchos viajeros que prefieren visitar Dubrovnik o Split, es una verdadera sorpresa.

En su casco antiguo encontrarás una mezcla de antiguos edificios estilo Habsburgo, arquitectura modernista e iglesias barrocas que son herencia directa del imperio astro-húngaro.

Lugares como la Catedral de San Esteban, la Plaza Dolac, la Iglesia de San Marcos, son imprescindibles, así como la Calle Tkalciceva, llena de cafés, terrazas, modernos espacios de arte y restaurantes.

Zagreb es también uno de los puntos de partida para conocer el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice. Este lugar es un precioso ecosistema de cascadas y cuevas que es uno de los mayores atractivos en Croacia y que puedes conocer en esta excursión.

En Zagreb encontrarás hostales a partir de 15€ por noche y hoteles a partir de 40€. Comiendo son de 5€ a 7€ por persona, mientras que la cerveza vale alrededor de 2€.

Albania

Lago Koman en Albania

Albania es otro de los grandes desconocidos de Europa, que aparte de ser un destino muy barato y poco explorado, esconde muchos tesoros por descubrir.

Aunque su capital, Tirana, no tiene grandes monumentos o edificios históricos, es una ciudad que te impresionará son sus edificios pertenecientes a la era otomana, fascista y soviética. Es punto de partida para conocer este pequeño país cuya población no llega a 3 millones de habitantes.

La Riviera albanesa es uno de los mayores atractivos del país, aunque hay mucho más por ver. Aparte de playas paradisíacas para visitar y relajarte como Himarë, Porto Palermo, las islas de Ksamil y Butrinto, encontrarás lugares especiales como el Conjunto arqueológico de Apollonia, la ciudad de Shkoder, el Lago Koman y río Shala y los llamados Alpes Albaneses, una cadena montañosa situada al norte del país.

La moneda de Albania es el Lek. Redondeando 100 lek equivalen a 1€. En comparación con España, ir de vacaciones a Albania es 52% más económico. En Tirana podrás comer con 5€, tomar una cerveza por 1€, y dormir en un hostal por 10€ o en un hotel por 30€.

Riga, Letonia

Riga es un importante centro cultural que alberga varios museos, pero es más conocida como la capital de la vida nocturna del este de Europa. Cerveza barata, montón de bares y clubs donde poder entregarse a la vida nocturna.

Además, gracias a monumentos como el Ayuntamiento, la Casa de las Cabezas Negras y la Ciudad Vieja, Riga es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En cuanto a precios, una cerveza de medio litro puede costarte 2,5€, comer en un restaurante alrededor de 10€ (también hay menús del día por unos 5€), mientras que hospedarte en un hostal costará a partir de 15€ en una habitación compartida y en un hotel a partir de 30-40€.

Echa un vistazo a los mejores buscadores de vuelos y reserva con antelación para que puedes viajar a Europa al mejor precio. Y si quieres compartir cuál de los destinos europeos baratos es tu favorito, ¡déjanos un comentario! 👇

Deja un comentario

FREE TOURS EN TODO EL MUNDO
This is default text for notification bar