Compartir

Los laberintos son un viaje hacia el descubrimiento: ideales para perdernos y encontrar una salida, una nueva ruta, un nuevo reto.

Los laberintos tienen un carácter enigmático debido a sus infinidad de significados y a su intrigante diseño visual. Estos juegos de diseño abundan en la ficción y en la vida real.

En la vida real suelen tener representantes en casi cualquier parte del mundo, algunos más difíciles de resolver que otros.

Te dejamos en este post 7 de los mejores laberintos del mundo: los más difíciles (algunos toman hasta 90 minutos para resolver), los más encantadores, y los más enigmáticos que conocemos.

¿Por qué resultan tan enigmáticos y deslumbrantes los laberintos?

Si nos remontamos a los orígenes de los laberintos, la respuesta la tiene el conocido personaje de la mitología griega Dédalo, quien fuera el constructor del laberinto de Creta; y en el Rey Minos como promotor de la obra donde se pudiera retener a un monstruoso Minotauro, que al final sería asesinado por Teseo con la ayuda de Ariadna, hijo de Minos.

A pesar de ser el aparente origen de los laberintos actuales, el laberinto de Creta no se le ha encontrado localización exacta, ni si quiera sabemos si existió aunque sí se conocen monedas con referencias que revelan que el laberinto pudiera estar en el Palacio de Cnossos en Creta.

Mosaico de Teseo versus el minotauro – Wikimedia Commons

Según Jaime Buhigas, autor del libro Laberintos: Historia, mito y geometría, los laberintos brindan un misterio y un atractivo evidente y desconocido debido al reto que este conlleva. Buhigas afirma en una entrevista para el diario 20 minutos que ese laberinto que se nos ha contado, para perderse en sus curvas y bifurcaciones es encantador y nos emociona debido a su caos y confusión.

No es de extrañar que a partir de esta búsqueda del caos, del laberinto original de Creta o de lo que este representa, se hayan construido diversos laberintos alrededor del mundo o de la ficción. Es partir del siglo XVI el laberinto perdió parte de su idea trascendental para ahogarse en un sentido más frívolo. Desde la arquitectura renacentista y durante el período barroco, las grandes familias adineradas se interesaron por los laberintos ajardinados. Ya no era un espacio laberíntico, ni de reflexión, era un juego vinculado a los encuentros amorosos o de carácter erótico. De allí que existan hoy miles de jardines con laberintos conservados y que muchos desean visitar, quizás rememorando la fantasía cretense.

Los laberintos más famosos

Si la ficción te quedó grande, si deseas un espacio de reflexión o si eres un viajero amante de los laberintos, la lista de jardines laberínticos actuales se te hará larga, pero éstos son siete de los más conocidos del mundo:

Laberinto de Longleat Hedge Maze, Inglaterra

Laberinto Hedge Maze, Inglaterra – stock.adobe.com

Ubicado a las afueras de Londres, este laberinto es considerado uno de los más largos del mundo debido a los casi tres kilómetros de extensión, siendo una odisea que dependiendo del paso puede llegar a tardar entre 20 y 90 minutos en resolver.

Laberinto Dole Plantation, Estados Unidos

Laberinto de Dole Plantation, Estados Unidos – stock.adobe.com

Ubicado en Hawái ostenta el mérito, según el récord Guiness, de ser el jardín laberíntico más grande del mundo- y en su centro se forma una piña formada por crotos. El laberinto se extiende sobre tres acres e incluye casi dos millas y media de caminos elaborados con 14 mil coloridas plantas hawaianas. En él se puede jugar y conseguir ocho estaciones secretas que acercan al corazón del laberinto, uno de los pocos laberintos botánicos permanentes en Estados Unidos. En el Dole, los finalistas más rápidos en encontrar el centro ganan un premio y entran en la historia del laberinto registrando sus nombres en un letrero al comienzo del recorrido.

Información adicional: cobran entrada al laberinto, entre 6 y 8 dólares por persona.

Laberinto de la catedral de Chartres, Francia

Laberinto dento de la Catedral de Chartres, Francia – Wikimedia Commons

Este laberinto francés se encuentra situado en la catedral gótica de Chartres. La majestuosidad del espacio invita a perderse y a jugar entre la estructura eclesiástica y sus dos laberintos: uno dentro de la catedral y otro al salir de ella, en su parte posterior.

Il Labirinto, Italia

Il Labirinto en Villa Pisani, Italia – stock.adobe.com

Ubicado en Villa Pisani en las afueras de Venecia, es famoso por ser uno de los laberintos más difíciles de resolver en todo el mundo, tanto es así que el gran Napoleon no logró completarlo, perdiéndose en los círculos concéntricos del laberinto.

Laberinto de Laurel en Glendurgan, Inglaterra

Laberinto de laureles en Glendurgan, Inglaterra – stock.adobe.com

En el Finisterre inglés, encontramos este laberinto verde que termina en la zona costera de Cornualles. Un laberinto de laureles rodeado de verdes jardines subtropicales, plantados en los años veinte del XIX y convertidos en Patrimonio Nacional en 1962.

Laberinto de Reignac sur Indre, Francia

Foto de Yann Arthus Bertrand

Inaugurado en los años 90, suele destacarse por sus microclimas y variada vegetación. Dependiendo del año, en verano, un laberinto de maíz o girasol brota de la tierra otorgando una visita única a los viajeros que deseen probar suerte y solucionar este particular laberinto circular.

El Laberinto de Horta, España

Laberinto del Parque de Horta en Barcelona, España – stock.adobe.com

Quizás no sea el más espectacular debido a que el clima mediterráneo lo seca con rigurosidad, sin embargo, es este parque laberinto situado en la ciudad Barcelona es de gran belleza debido a los cipreses y jardines continuos que lo complementan. Un espacio de lujo y menos turísticos que otros de la ciudad condal.

Comentarios

Comentarios

No hay comentarios