Inicio > Inspiración Viajera > Cómo viajar por los países Bálticos: Un fascinante viaje entre Estonia, Letonia y Lituania

Cómo viajar por los países Bálticos: Un fascinante viaje entre Estonia, Letonia y Lituania

Foto del autor

By Roy Reyes

En la región nórdica de Europa, entre bosques que susurran historias y ciudades que mezclan la tradición con la modernidad, se encuentran tres joyas ocultas para el turismo de masas: Estonia, Letonia y Lituania, los países bálticos

En este recorrido, desentrañaremos los misterios de estas tierras, señalaremos sus lugares de interés más importantes, nos empaparemos en su cultura, probaremos su cocina típica y te contaremos cuál es la mejor forma de viajar entre estos países. 

Desde la fotogénica Vilnius hasta la encantadora Tallin, con Riga en el punto intermedio de nuestro viaje, descubriremos cómo estas tres capitales han dejado atrás su pasado soviético en tiempo récord hasta destacar entre las economías más pujantes de Europa.

Lituania, el punto de partida de nuestro viaje

Iniciamos nuestro viaje por los países bálticos en Lituania, una joya escondida cargada de historia y belleza, que despliega ante los visitantes una cautivadora mezcla de arquitectura medieval, paisajes serenos y una gran riqueza cultural que vale la pena conocer.

¿Qué ver en Lituania?

Vilnius: el mayor y mejor conservado casco antiguo de Europa del este

La parte moderna de Vilnius. © Canva

La capital de Lituania, Vilnius, (Vilna en español), es una ciudad de contrastes, donde los rascacielos, de su moderno centro financiero, se levantan como gigantes de cristal que parecen custodiar el rico pasado que atesora el inmenso casco antiguo de la ciudad.

Cuando camines por las calles empedradas del casco antiguo, rebosantes de lindos cafés, restaurantes y tienditas, visites la Universidad (una de las más antiguas de Europa), la Catedral y te animes a subir a la Torre Gediminas o la Colina de las Cruces, entenderás enseguida porque toda la zona fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Uzupis, una república independiente en Vilnius

Y si te cuento que en el corazón de Vilnius existe una república independiente que no debes dejar de visitar ¿me creerías? La República de Uzupis es un bohemio barrio de Vilnius que se declaró república independiente en 1997.

Uno de los símbolos en Uzupis: La estatua del ángel de la trompeta. © Canva

Incluso puedes leer los 41 artículos de su constitución, tallados en piedra y expuestos en la calle en varios idiomas.

En Vilnius, te animamos a que sigas el curso de río Neris, desde el centro histórico hasta el hermoso barrio de Zverynas, donde podrás empalmar la visita con Vingio Parkas, un parque natural que combina la tranquilidad y la belleza de un bosque prístino con todas las comodidades que puedas imaginar.

Trakai, donde queda un hermoso castillo de cuento de hadas

El castillo medieval de Trakai. © Canva

A 30 minutos en coche, bus o tren desde Vilnius, llegamos a Trakai, una pequeña ciudad, que no llega a 6000 habitantes, que forma parte de la provincia de Vilnius. El lugar tiene tanto encanto, que oficialmente conforma el Parque Histórico Nacional de Trakai.

¿Puedes visualizar un hermoso castillo medieval asentado en una diminuta isla, abrazada por las aguas azules y cristalinas de un extenso lago? Créeme cuando cuento que Trakai es de esos lugares que cuando lo ves por primera vez, te deja sin palabras.

He tenido la suerte de visitar el lugar tanto en verano como en invierno, y aunque es verdad que durante el verano se puede navegar e incluso nadar en las aguas azules, contemplar el lago congelado y las embarcaciones atrapadas en el hielo también tiene su encanto.

Además, en Trakai también encontrarás decenas de restaurantes de comida tradicional donde podrás comer a buenos precios. Si te animas, tienes que probar el Cepelinai (una especie de patata rellena de albóndiga), también el Saltibarsciai (sopa fría de remolacha) o el Kibinai (empanadas de cordero y cebolla).

Kaunas, la antigua capital y la segunda ciudad más grande Lituania

Si el primer día lo dedicamos a conocer Vilnius y el segundo nos escapamos a Trakai, ahora es tiempo de movernos hacia el centro del país para conocer la segunda ciudad más importante de Lituania, Kaunas.

Panorama de Kaunas. © Canva

A orillas del río Nemunas, en Kaunas tienes que darte el gusto de caminar por la Ciudad Vieja, visitar su imponente Fortaleza y la Iglesia de Vytautas. Tampoco deberías perder la oportunidad de conocer el Castillo de Kaunas, con vistas panorámicas que fusionan naturaleza y arquitectura.

Cuando te provoque comer algo, dirígete a la avenida Laisvės para que disfrutes del contraste de su modernidad, donde cafés, boutiques y plazas animadas se mezclan con la autenticidad histórica de la ciudad.

Kaunas, al igual que Vilnius, cuenta con diferentes museos, que quizá no dé tiempo a conocer en un sólo día, pero si visitas el Barrio de las Ciencias, no puedes dejar de entrar al Jardín Botánico ¡Una belleza!

Sitios que ver en Lituania si tienes más de tres días

La impresionante Colina de las Cruces. © Canva
  • Colina de las Cruces: Es un sitio sagrado y conmovedor, adornado con miles de cruces que simbolizan la resistencia espiritual del pueblo lituano frente a las adversidades históricas. Está cerca de Šiauliai, a 2 horas en coche desde Kaunas.
  • Nida: Es una pequeña y hermosa ciudad de veraneo ubicada entre el mar Báltico y la laguna de Curlandia. Playas vírgenes y la Gran Duna de Parnidis son el plato fuerte de un entorno natural que, curiosamente, hace frontera con Kaliningrado, un enclave Ruso en el corazón de Europa. 

Letonia, a medio camino entre Lituania y Estonia

Continuamos nuestra travesía por los países bálticos en Letonia, otra tierra llena de encanto y riqueza cultural que espera ser descubierta. Con una mezcla cautivadora de arquitectura histórica y paisajes impresionantes, Letonia ofrece el escenario perfecto para vivir una experiencia inolvidable.

¿Qué Ver en Letonia en 3 Días?

Riga, una ciudad de contrastes

El Puente Vanšu sobre el río Daugava. © Canva

Comencemos nuestra odisea letona con una visita a Riga, la vibrante capital que fusiona perfectamente lo medieval con lo moderno.

Su casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un laberinto de callejones empedrados donde destacan la Catedral de Riga y la impresionante Casa de las Cabezas Negras.

Centro histórico de Riga. © Canva

En Riga, la calle Kramu iela es a donde tienes que ir para empaparte de la esencia del lugar. También tienes que visitar la Iglesia de San Pedro, la Casa del Gato, los Tres Hermanos (son los edificios más viejos de la ciudad) y la Plaza Livu (llena de terrazas en verano, mientras que en invierno montan uno de los mercados navideños de Europa más lindos).

Otra cosa que tienes que hacer en Riga es aprovechar para degustar la comida tradicional letona. Tienes que probar su milenario pan de centeno, el queso Janu (elaborado con leche ácida), la Asinsdesa (morcilla) y el pescado ahumado típico del mar Báltico.

La famosa Casa de las Cabezas Negras. © Canva

Además, Riga tiene fama de ser un buen destino para ir de fiesta. La mayoría de pubs y discotecas se encuentran en el centro histórico de la ciudad, así que no hay que caminar mucho para disfrutar de lo mejor de cada local nocturno.

Eso sí, si quieres entrar en las mejores discotecas, ir vestido de turista low cost no te ayudará.

Daugavpils, ciudad de arte y cultura

Catedral de San Boris y Gleb en Daugavpils. © Canva

Daugavpils, la segunda ciudad más grande de Letonia, es un epicentro cultural con una rica historia. Su impresionante Fortaleza de Daugavpils, una estructura militar del siglo XIX, ofrece fascinantes vistas de la ciudad.

Además, el Museo de Mark Rothko, dedicado al famoso pintor nacido en Daugavpils, brinda una experiencia artística única.

Sigulda, naturaleza y aventura

La Cueva de Gutmanis. © Canva

Sigulda es sinónimo de naturaleza y aventura, conocida como la «Suiza letona». Aquí, el Parque Nacional de Gauja despliega su belleza con la famosa cueva de Gutmanis (la cueva más profunda de los países bálticos), el Castillo de Turaida y el paisaje impresionante del Valle de Gauja.

Si buscas emoción, el parque de aventuras Tarzāns ofrece actividades para los más intrépidos. El lugar es perfecto si viajas con niños. Se encuentra a apenas unos 50 Km de Riga.

Sitios que ver en Letonia si tienes más de tres días

  • Liepāja: conocida como la «Ciudad del Viento», Liepāja no sólo es famosa por sus extensas playas de arena blanca, sino también por su rica escena musical.
  • Jurmala: Este idílico resort a poca distancia de Riga, con playas hermosas y elegantes villas de madera, es un refugio donde el tiempo parece detenerse.
Las playas en Jurmala, una oportunidad para darse un baño en el mar báltico. © Canva

Qué ver en Estonia en 3 días

Iniciamos la etapa final de nuestro viaje báltico en Estonia. Desde la cautivadora Tallin hasta los paisajes serenos de la isla de Saaremaa, Estonia promete una experiencia llena de descubrimientos fascinantes.

Como dato curioso, ten en cuenta que es el más pequeño de los países Bálticos, y que cultural y lingüísticamente, es más parecido a Finlandia y los demás países nórdicos que a sus vecinos bálticos.

Tallin, la capital más al norte de los países bálticos

Puertas que llevan al centro histórico de Tallin. © Canva

La capital de Estonia, Tallin, es como un cuento medieval que cobra vida en sus adoquinadas calles.

Desde Vanalinn, la antigua ciudad amurallada donde se encuentran los principales sitios de interés turístico, hasta el Castillo de Toompea y la catedral ortodoxa de Alexander Nevsky, la  ciudad ofrece un fascinante contraste entre el pasado y el presente.

El casco antiguo de Tallin, también declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un laberinto de callejones empedrados y plazas encantadoras como Raekoja Plats, la cual es la más encantadora de la ciudad y donde se encuentra la farmacia Raeapteek (es la farmacia más antigua de Europa).

En Tallin no puedes dejar de visitar alguno de sus miradores, como el que está ubicado en los Jardines del Rey Danés. Además, en el mismo lugar se encuentra el Museo Kiek in de Kök (es una torre de cañones del siglo XV con exposiciones donde también podrás recorrer túneles secretos).

Y no podemos abandonar la capital de Estonia sin pasar un dato a los más aventureros. Tallin se encuentra en la costa del Golfo de Finlandia. Si te animas, podrás cruzar en ferry hasta Helsinki e ir más allá de la ruta báltica.

Saaremaa, serenidad en la mayor isla de Estonia

La isla de Saaremaa, en Estonia. © Canva

Saaremaa, la mayor isla de Estonia, es un oasis sereno que espera ser descubierto. Desde Tallin la travesía en ferry a Saaremaa es una experiencia en sí misma, ofreciendo una mezcla de belleza natural, patrimonio histórico y toda la relajación que siempre brindan los pueblos costeros.

El lugar es conocido por sus spas y saunas, además de por sus playas vírgenes y toda la belleza del Parque Nacional de Vilsandi. En Saaramaa, tampoco dejes de visitar el Castillo de Kuressaare, los Molinos de Angla, los acantilados de Panga ni el Cráter de Kaali.

La isla de Saaremaa también es el lugar perfecto para probar algunos de los platos típicos de Estonia, como el Kiluvoileib (sándwich de pescado), el Vastlakukkel (bollo relleno de crema batida) o el arenque frito del báltico (un delicioso plato hecho con el pez nacional del país).

Pärnu, capital de verano y playas doradas

Pärnu, conocida como la «capital de verano» de Estonia, es una joya costera que cautiva a los visitantes con sus playas doradas, arquitectura encantadora y una animada escena cultural.

La distancia entre Tallin y Pärnu es de aproximadamente 130 kilómetros, la conexión por carretera es eficiente y pintoresca. La opción más común es tomar un autobús o conducir, disfrutando del paisaje que se despliega entre las dos ciudades.

Además de sus playas, en Pärnu podrás hacer buenas fotos para instagram del centro histórico de la ciudad, alquilar una bicicleta para pasear por el Parque Vallikäär, visitar la iglesia de Santa Catalina, y si tienes la suerte de ir en verano, quizá disfrutes del Festival de Pärnu, un gran evento que mezcla cultura, conciertos y actividades al aire libre.

Sitios que ver en Estonia si tienes más de tres días

  • Tartu: Es la segunda ciudad más grande de Estonia, es un centro cultural y educativo que atrae a viajeros con su ambiente universitario y su rica historia.
  • Parque Nacional de Lahemaa: Es el mayor parque nacional de Estonia, es un santuario natural que ofrece un escape tranquilo y la oportunidad de explorar la biodiversidad del país.

Cómo moverse por los países bálticos

No vamos a descubrir la luz del sol si te cuento que la forma más cómoda de moverse por los países bálticos es en coche. Para que te hagas una idea de las distancias, desde Vilnius hasta Riga son 295 km que se hacen en poco menos de 4 horas, y desde Riga a Tallin son 308 km que también se recorren en unas 4 horas.

La ruta báltica que acabamos de proponer, también se puede hacer sin ningún problema en autobús. No tendrás ningún problema en conseguir autobuses a cualquiera de los destinos aquí señalados. En cuanto al precio del billete en bus, desde Vilnius hasta Riga en Flexibus cuesta 15,99€.

De igual manera, a partir del 27 de diciembre de 2023, funciona una conexión directa de tren que une Vilnius y Riga. Tarda unas 4 horas y el trayecto cuesta 24€ en segunda clase.

Para conocer precios e itinerarios sólo tienes que visitar la página oficial de LTG. También puedes aprovechar las ventajas de viajar en tren con el pase Interrail.

Viajar a los países bálticos

Es muy fácil viajar a cualquiera de los países bálticos desde España. Si viajas desde Barcelona existen vuelos directos a Riga (Air Baltic e Iberia) y a Vilnius (con WizzAir).

Desde Madrid es necesario hacer al menos una escala con aerolíneas como FinnAir, WizzAir o Air Baltic. Haz tu búsqueda en los mejores buscadores de vuelos y de paso sigue nuestros consejos para encontrar los vuelos más baratos.

Consejos útiles para visitar Lituania, Letonia y Estonia

© Canva

Mejor en verano que invierno

A menos que seas amante del esquí y la ropa de nieve, la oscuridad y las bajas temperaturas, lo mejor es visitar estos países a partir de mayo hasta septiembre. El verano es súper agradable, nada que ver con las temperaturas sofocantes del sur de Europa.

Ten paciencia con el choque generacional

En los países bálticos los jóvenes hablan inglés, son amigables y tienen una mentalidad abierta, mientras que las personas que crecieron bajo el régimen comunista (mayores de 50), hablan ruso, no saben nada de inglés y tienden a ser un tanto agrias

Idiomas en los países bálticos

El lituano y el letón comparten la misma raíz lingüística, pero no es fácil que se comuniquen entre sí. Digamos que entre ellos se entienden como podrían hacerlo un español con italiano o un portugués. Por otro lado, el estonio no tiene nada que ver con el idioma de sus vecinos bálticos y sí bastante con el finlandés.

Alto nivel de seguridad

En los países bálticos no hay que preocuparse por robos. Es más, si pierdes la billetera o el móvil en la calle, lo más seguro es que contacten contigo e incluso sigan estando todos los billetes. Si viajas sóla por Europa, haciendo esta ruta estarás tranquila.

Internet a velocidad de la luz y excelentes precios

Estos países han apostado todo a su modernización y la tecnología es parte fundamental de su desarrollo, por ello el internet es barato y muy veloz (en Lituania una tarjeta sim con internet ilimitado por 30 días cuesta 10€ ). Por ello están entre los destinos más buscados entre los nómadas digitales.

Casi no hace falta llevar efectivo

Es muy probable que puedas pagar absolutamente todo usando tu tarjeta. 

No importa a cuál de los países bálticos vayas a viajar, (o incluso si visitas a los 3), es importante hacerlo con una eSIM para estar todo el tiempo conectado. En ese sentido, recomiendo la eSIM de Holafly con la que puedes tener datos ilimitados y evitar cargos de roaming.

Consigue la eSIM de Holafly con un 5% de descuento

Desde las calles empedradas de Tallin, pasando por las playas doradas de Pärnu, hasta los parques naturales de Saaremaa, en los países bálticos vivirás una experiencia única, alejada del ajetreo del turismo de masas.

En ciudades como Vilnius y Riga, donde la modernidad se mezcla con un presente esplendoroso, quedarás sorprendido por su gran calidad de vida y también por la tranquilidad de su gente.

¡Atrévete a descubrir los países bálticos, un rincón de Europa que te cautivará a cada paso!

Deja un comentario

FREE TOURS EN TODO EL MUNDO
This is default text for notification bar