Inicio > Alemania > Qué ver en Múnich

Qué ver en Múnich

Foto del autor

By Adriana Herrera

Aunque Múnich es conocida por el Oktoberfest, uno de los 5 festivales de la cerveza más famosos en Europa, lo cierto es que la capital de Baviera es una de las ciudades más importantes de Alemania. No en vano la incluimos en nuestros destinos favoritos para una escapada en Semana Santa.

Sigue leyendo porque te contamos cuáles son los mejores lugares que ver en Múnich, qué puedes hacer si planeas un viaje corto a la ciudad y dónde te puedes alojar para que organices bien tu travesía. 

MEJORES TOURS Y ACTIVIDADES EN MÚNICH

10 lugares imprescindibles que puedes visitar en Múnich en 2 o 3 días

Marienplatz

© ExposureToday/Pixabay.com

Es la Plaza Mayor de Múnich y el corazón de la ciudad. Debe su nombre a la Mariensäule (Columna de María), una columna construida en 1638 en honor a la Virgen María por el fin de la guerra de los Treinta Años, y que permanece en el medio de la plaza.

Allí también está la fuente Fischbrunnen, el antiguo ayuntamiento (Altes Rathaus) y el nuevo (Neues Rathaus), donde cada día a las 11, 12 y 17 horas las figuras de un carrillón bailan al sol de la música, para el deleite de todos.

Detalle del carrillón del Ayuntamiento. © Alexa/Pixabay.com

Durante el invierno, la plaza se convierte en un mercadillo de Navidad con gran variedad de puestos con artículos navideños y comidas que vale la pena visitar. En la gran tradición de la Navidad en Alemania, el Christkindlmarkt de Marienplatz, es uno de los mercados navideños de Europa más espectaculares.

Desde aquí puedes hacer un free tour por Múnich, con un guía en español, para enterarte de la historia de la ciudad. 

Catedral de Múnich

© Michael Siebert /Pixabay.com

Uno de los principales lugares que ver en Múnich es la Catedral de Nuestra Señora (Frauenkirche), en el centro de la ciudad. Es uno de los edificios góticos más grandes de Alemania y lo reconocerás por su impresionante fachada y las dos grandes torres de ladrillo.

Se terminó de construir en 1488 y alberga en su interior el mausoleo del emperador Luis IV de Baviera, además de un detalle curioso: la Teufelstritt o “Pisada del Diablo”. Se trata de una huella que se encuentra en la entrada de la catedral y que, según la leyenda, fue una marca que dejó el diablo al entrar a contemplar ese nuevo templo que Dios había creado. 

La catedral abre todos los días de 7.30 a 20.30 horas y si haces una visita guiada por Múnich podrás saber con más detalle su historia y de otros lugares emblemáticos de la ciudad. 

Residenz, uno de los lugares imprescindibles que visitar en Múnich

Residenz © Blizniak/Pixabay

El antiguo Palacio Real o Residenz, fue el hogar de la familia real bávara -los Wittelsbach- durante 6 siglos. Hoy en día es un museo y con sus 130 habitaciones y 10 patios es también el palacio urbano más grande de Alemania.

En su interior puedes ver el Antiquarium, que es la sala más antigua (1571) del palacio. También está la Sala del Tesoro y el Teatro Cuvilliés, que data de finales del siglo XVIII.

Aunque Residenz está abierto todos los días del año (menos 25 y 31 de diciembre y 1ro de enero), los horarios para visitar las áreas varían según la temporada. Te recomendamos hacer una visita guiada para que no te pierdas detalle de su historia y datos curiosos de la realeza.  

Odeonsplatz

© Dance Yokoo/Pixabay.com

Uno de los lugares imprescindibles que ver en el centro de Múnich es la Odeonsplatz, una de las plazas más animadas de la ciudad

Allí verás el Feldherrnhalle, un monumento dedicado al ejército bávaro; y la iglesia de los Teatinos que fue el primer templo barroco de la Baviera y que llama la atención por su color amarillo y la cúpula de cobre.

Además, la Odeonsplatz está rodeada por el Hofgarten, un hermoso jardín renacentista en el que te sentirás relajado en medio del ajetreo de Múnich. Sin duda, un lugar para fotografiar.  

Cervecería Hofbräuhaus

Cervecería Hofbräuhaus © Hofbräuhaus

Ir a Múnich y no probar la cerveza, es como no haber ido. La cervecería Hofbräuhaus está en el centro de la ciudad y es un lugar que recomendamos visitar sí o sí.

Su origen se remonta al año 1589 cuando solamente abastecía a la familia real alemana, hasta que en 1828 fue abierta al público por orden del rey Ludwig I.

Como dato oscuro de su historia te contamos que fue allí donde Adolf Hitler se reunió para exponer los 25 puntos por los que se regiría el partido nazi. Además, la cervecería quedó destruida por los bombardeos de la II Guerra Mundial y fue reconstruida en 1958, para permanecer como está en la actualidad. 

Abre todos los días de 11 a 00 hrs y además de esta visita, puedes aprovechar de hacer el tour de la cerveza por Múnich para que descubras mucho más de la bebida más popular de Alemania

Viktualienmarkt

Viktualienmarkt © Markus Spiske/Unsplash

Si estás buscando qué ver y hacer en Múnich, entonces tienes que ir a pasear por Viktualienmarkt, el mercado de la ciudad que fue establecido en el año 1807 por orden del rey Maximiliano I de Baviera. 

Está muy cerca de Marienplatz y es un mercado muy colorido y amplio, con más de 100 puestos al aire libre en los que encontrarás comida, bebidas, souvenirs, flores y mucho más. Es, sin duda, un buen lugar para ir a tomar una cerveza, comer algo típico alemán y ver el ritmo de la ciudad. 

Abre de lunes a viernes de 8 a 20 hrs; los sábados de 10 a 18 hrs y cierra los domingos. 

Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro. © Michael Siebert/Pixabay.com

Muy cerca de Viktualienmarkt está la iglesia de San Pedro, el edificio más antiguo de Múnich (1368) y desde donde se consigue una de las mejores vistas de la ciudad si subes los 300 escalones de la torre que tiene 56 metros de altura.

En su interior podrás apreciar -además de los frescos del techo y hermosos vitrales- una estatua de oro de San Pedro en el altar y los restos de Santa Munditia -adornados con oro y piedras preciosas- una mártir del siglo III venerada por la iglesia católica. 

Abre de lunes a viernes de 9 a 18.30 hrs y los sábados y domingos desde las 10 hrs. La entrada a la catedral es libre, pero si quieres subir a la torre son 5€ por adulto.   

Englischer Garten, una de las cosas que hacer en Múnich

Englischer Garten © Luis Fernando Felipe Alves/Unsplash

El Jardín Inglés de Múnich está muy cerca del casco antiguo y con sus 375 hectáreas es uno de los parques urbanos más grandes del mundo, superando incluso al Central Park de Nueva York. 

Este parque, fundado en 1789, está lleno de senderos, esculturas, lagos y muchas áreas para hacer picnics y relajarse. Quizá la zona más visitada es donde está el canal Eisbach, pues ahí se forma una gran ola en la que los surferos van a mostrar sus habilidades.

También puedes ver la Casa Japonesa de Té, la Torre China y el Monópteros, un templo neoclásico griego. 

Si quieres saber más detalles curiosos y un poco más de historia, puedes hacer una visita guiada que además, te llevará también al Olympiapark del que te hablamos más abajo. 

Palacio de Nymphenburg

Palacio Nymphenburg © Luis Felipe Alves/Unsplash

Hay mucho que ver en Múnich y el Palacio de Nymphenburg no puede ser la excepción. Fue construido entre 1664 y 1675 para celebrar el nacimiento de Maximiliano II de Baviera y se convirtió en la residencia de verano de la realeza bávara. 

Los jardines del palacio ocupan 229 hectáreas. La parte más antigua recrea a los jardines franceses y el resto es totalmente al estilo inglés. Lo mejor es que puedes pasear por ellos y disfrutar de los distintos pabellones, lagos y cascadas.

El interior del palacio es lujoso y se conservan frescos, mobiliario y la decoración de las habitaciones que solía habitar la realeza.

Como dato curioso, en una de esas estancias nació el rey Luis II de Baviera que pasó a ser conocido como el Rey Loco y que posteriormente construyó el famosísimo castillo de Neuschwanstein.

Abre todos los días de 9 a 18 hrs y como no queremos que te pierdas de nada, te recomendamos esta excursión al Palacio de Nymphenburg con un guía en español. Desde Marienplatz, puedes llegar en tren de cercanías en unos 30 minutos.

Olympiapark

Olympiapark. © Pixabay.com

Aunque está un poco alejado del centro de la ciudad, el Olympiapark es uno de los lugares que hay que ver en Múnich, pues es otro de los parques con una gran extensión (85 hectáreas) y de gran importancia histórica.

Fue construido en 1972 para la celebración de los Juegos Olímpicos y allí podrás ver el Estadio Olímpico, el memorial de la masacre de Múnich y el BMW Welt, que es una exhibición de coches BMW.

Pero lo que más llama la atención es la Olympiaturm, una torre de 291 metros de altura desde la que puedes tener una vista 360 inmejorable y también disfrutar de un restaurante que funciona en su interior. 

El Olympiapark tiene acceso libre las 24 hrs, pero la Olympiaturm funciona solo de 9 a 00 hrs y tiene un costo de 13€ para subir al mirador. 

Qué ver en los alrededores de Múnich

Si tienes algunos días extras, te recomendamos estas excursiones desde Múnich que no te debes perder:

Castillo de Neuschwanstein

© Vinay Chavan/Unsplash.com

Neuschwanstein es uno de los castillos más famosos en Alemania, construido por orden del Luis II de Baviera, el conocido Rey Loco. Puedes hacer esta excursión al castillo con un guía en español y el transporte en tren y autobús incluidos, para que descubras las leyendas de la fortaleza. 

Campo de concentración Dachau

Campo de concentración Dachau © Alexas_Fotos/Unsplash

Aunque no es la más bonita de las visitas, una excursión al campo de concentración de Dachau te hará ver de cerca esta parte terrible de la historia. Fue el primer campo de concentración creado por los nazis en 1933.

Palacio de Herrenchiemsee

Palacio de Herrenchiemsee © holzijue/Unsplash

Esta es otra de las grandes creaciones del rey Luis II de Baviera y uno de los monumentos más hermosos de la Baviera alemana.

Te recomendamos esta excursión al Palacio de Herrenchiemsee para que veas el lujo y los jardines llenos de fuentes, laberintos y más. 

Salzburgo

Salzburgo. © ChiemSeherin/Pixabay.com

Una de las grandes ventajas de viajar en tren por Europa es la corta distancia entre ciudades. La ciudad austríaca de Salzburgo se encuentra a apenas 145 Km de Múnich lo que constituye una verdadera oportunidad que vale la pena aprovechar.

Puedes hacer esta excursión a Salzburgo en tren desde Múnich, para que disfrutes de parte de la historia de Austria, completamente en español. 

Hoteles en Múnich

Como sabemos que la ciudad puede ser un poco costosa, queremos recomendarte algunos hoteles en Múnich, céntricos y con buena relación calidad-precio para ayudarte en la planificación de tu viaje:

Deja un comentario

FREE TOURS EN TODO EL MUNDO
This is default text for notification bar