Bienvenido a Salamanca

En caso de que cuentes con solo un par de días para recorrer Salamanca, a continuación se comparten lugares claves para empezar a aprovechar tu tiempo al máximo.

En esencia, Salamanca es una ciudad para sentirla. El gran flujo de estudiantes Erasmus le asegura vitalidad y contrastes. Su universidad es la más antigua de España (fundada en 1218) y mantiene uno de los cascos antiguos más bonitos del país. El centro histórico de Salamanca es todavía el centro neurálgico de la ciudad. Sus calles empedradas convertidas en pasajes evocan al viajero a un período de grandeza castellana.

Palacios, conventos, iglesias, catedrales, una de las plazas mayores más bonitas de España y estrechas callejuelas invitan a redescubrir momentos vividos garantizando una experiencia inolvidable. Si tienes solo un par de días para conocer la “docta”, “sabia” y “hospitalaria” ciudad no dudes en transitar por sus viejas calles confiado de que en cada esquina descubrirás algo único al seguir esta guía de consideraciones:

¡Disfruta con pausa!

whattodoQUÉ VER EN SALAMANCA

salamanca-plaza-mayor

Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Salamanca es para muchos la más bonita de España y un punto clave de la ciudad. En la actualidad es el lugar de encuentro por excelencia. Es común que sus habitantes y visitantes queden en reunirse “bajo el reloj” antes de irse a cenar, de copas, o de tour por la ciudad.

Está construida en estilo gótico y algunas veces se presta para eventos como conciertos, obras de teatro, exposiciones, o simplemente para el esparcimiento social, para conversar, tomar sol, ver las estrellas, caminar alrededor de ella, “boutiquear” o disfrutar del buen jamón de Guijuelo y el vino Toro en algunos de los cafés y restaurantes que hay en plena plaza. El más célebre, quizás, es el Café Novelty donde el ilustre Miguel de Unamuno se despejaba.

Es una plaza viva, toda vez que los edificios de apartamentos que la conforman son todavía de uso residencial y por esto algunos pisos se alquilan a turistas.

Si tu primer día empieza en la mañana, desde muy temprano la plaza cobra vida y la oferta de comidas es amplia. No es la mejor, ni la más gourmet, ni la opción más económica, pero sentarse en una mesita en plena plaza y degustar un desayuno, un almuerzo, un café, una cerveza, una copa de vino, un cigarrillo, un postre, ha de ser el primer gusto que debe echarse el visitante para sintonizarse con el ritmo de la ciudad.

La vista se recrea con el paso de la gente.

casa-conchas-salamanca-españa

Casa de las Conchas

Este emblemático palacio es hoy en día una biblioteca pública cargada de una energía histórica ineludible. Desde finales del siglo XV y comienzos del XVI este palacio ha sido símbolo de renacimiento.

Arquitectónicamente está construida en estilo barroco tardío pero incorpora rasgos netamente renacentistas, plateresco. Su característica principal son las conchas de su fachada, símbolo, junto a la flor de lis, de escudos heráldicos familiares.

Adentro, se conserva uno de los patios internos más majestuosos de la ciudad, aunque no el único, pero lo más interesante es que en la actualidad es considerado como un centro cultural en donde se presentan eventos más íntimos, cursos, coloquios, actividades de diverso índole.

Al salir, por la calle Libreros puedes degustar de un chocolate, unas porras, churros, un refresco o un café antes de llegar a la fachada de la antigua Universidad de Salamanca.

universidad-fachada-salamanda

Antigua Universidad / Biblioteca

En la actualidad, la fachada de la universidad es en sí misma una atracción. Con casiochocientos años de construida, es una joya esculpida con mínimos detalles picarescos.

Una de las mayores hazañas es encontrar la calavera, el astronauta y la rana en el collage de cornisas que componen la fachada. Sin embargo, a finales de diciembre de 2015 el desgaste y la inclemencia del clima parece que destruyó la rana.

Aun así es un espacio muy importante ubicado en torno a una plaza y sirve también de complejo del Rectorado de la Universidad de Salamanca.

El edificio antiguo que sostiene la fachada es la sede la biblioteca. Probablemente el lugar más sublime de toda la ciudad. En su tiempo la más avanzada cuna de conocimiento, dicen que Cristóbal Colón estuvo enclaustrado compartiendo y planificando su primer viaje, así como también el expedicionario conquistador Hernán Cortés e incluso de Antonio de Nebrija, quien publicó su Gramática Castellana de 1492, en Salamanca.

La entrada a la biblioteca tiene un costo simbólico que conviene hacer. Es maravillosa.

Huerto Jardín de Calisto y Melibea

Huerto Jardín de Calisto y Melibea

El Jardín en donde se ambientó la tragicomedia de Fernando de Rojas.

Se ubica a un lado de la muralla antigua de la ciudad y representa una parada obligada para relajarse y respirar entre arbustos y flores un escenario inmortalizado en una obra clave de la literatura española, de comienzos del siglo XVI.

Tal como se le conoce hoy en día, el huerto es un espacio accesible al público y lugar de peregrinación para los amantes de la literatura.

Al terminar tu visita, considerando que estás detrás de la catedral, conviene no perder la oportunidad de visitar uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad.

noveau-salamanca

Casa Lis / Museo de Art Nouveau y Deco

En la calle Gibraltar, 14 se encuentra la Casa Lis. Se trata de un palacete inicialmente construido para uso residencial a partir de un patio interior y una fachada de hierro y vidrio.

Entrar allí te traslada a un mundo de sombras y luces coloreadas por vitrales. Cuenta con exposición permanente y temporal así como diversos eventos y coloquios muy interesantes para los conocedores o no del art nouveau y deco.

El contraste de recorrer las calles de granito y las construcciones de arenisca de Villamayor bien vale la pena. Por un módico precio de entrada, se puede disfrutar de una de las construcciones modernas más destacadas de Salamanca.

salamanca-torres

Torres medievales Ieronimus

Justo en la parte trasera de la catedral de Salamanca, está la entrada que da acceso a las torres medievales de la catedral. Como ya habrás estado todo el día dando vueltas, es el momento perfecto para subir al techo y contemplar la mejor vista de la ciudad.

Es importante que sepas que puedes acceder hasta 17h.

Se trata de un recorrido por las escalinatas de la torre mocha que tradicionalmente realizaban los relojeros y los responsables del campanario. Prepara tu cámara fotográfica o tu lápiz para inmortalizar la perspectiva de las palomas.

El precio va entre 3 y 4 euros con descuento para grupos. Existe la posibilidad de hacer visita guiada. Vale la pena el esfuerzo.

convento de san esteban

Gran Vía y Convento de San Esteban

Dirígete a la Gran Vía e inicia allí tu paseo. Observa las diferentes tiendas, bares y comercios de la zona y camina cuesta abajo en dirección al río hasta llegar al Convento de San Esteban.

El Convento de San Esteban está ubicado en la plaza del Concilio de Trento y es muy significativa la enorme construcción de la orden dominica que en algún momento fue la más importante e influyente de las Indias americanas.

Si llegas a tiempo, podrás tener la suerte de entrar a una misa y deleitarte con la arquitectura religiosa. Algunos dicen que es más bonita que la catedral.

salamanca-puente romano

Puente Romano y Muralla

Te invitamos a que camines un poco y atravieses el río por el primer puente que encuentras bajando desde el convento de San Esteban, y una vez que estés del otro lado del Tormes, camines a la derecha por el paseo hasta llegar al Puente Romano.

Es una experiencia evocadora pisar esas piedras e imaginar cuál era el panorama de la ciudad medieval cuando llegabas. Al lado del puente hay una estatua simbólica representando al ciego con su lazarillo, inmortalizado en el ‘El Lazarillo de Tormes’; obra que por cierto estuvo prohibida en épocas de Inquisición.

facultad filologia salamanca

Facultad de Filología y Plaza Anaya

El edificio grande al lado de la antigua iglesia de San Esteban es la Facultad de Filología. Anímate a entrar y descubrir su patio interno. Subir las escaleras de Unamuno y contemplar los vítores de los doctores graduados en esa universidad.

Para la lengua española, esa Facultad representa el claustro más importante e histórico. Allí se publicó la primera gramática de Antonio de Nebrija en 1492 y desde entonces ha formado a los más grandes gramáticos y especialistas en lengua española de todo el mundo.

Si todavía te queda tiempo para meditar un poco, pasa por el parque San Francisco. Te ofrecerá un espacio verde bajo los árboles para disfrutar de un cigarrillo, una conversa y simplemente para convencerte de que Salamanca es una ciudad para sentirla.

¡Regresa, no te defraudará!

best-hotelsDÓNDE DORMIR EN SALAMANCA

Si cuentas con poco tiempo te recomendamos que selecciones un hotel dentro de la zona antigua.

Es cierto que en las afueras de esta zona el hospedaje tiende a ser más económico, pero en vista de que es una ciudad pequeña y de que los consejos que aquí te damos se circunscriben a la zona antigua, valdría la pena el esfuerzo de entre diez y treinta euros de diferencia.

No obstante, cerca de la estación de trenes hay hoteles solidarios, aunque un poco más apartados. Aunque en las inmediaciones del terminal de autobuses existen también algunas opciones. Su cercanía al centro antiguo podría ofrecer una opción un poco más barata y viable; o incluso también en los alrededores de la Puerta de Zamora.

En cualquier caso, conviene tener la reserva del hotel hecha con anterioridad porque eventualmente las olas de turistas podrían colapsar la oferta de hospedaje.

No olvides que alquilar un piso por días y/o compartir en un piso habitado es, así mismo, otra opción.

Top 15 hoteles en Salamanca

transportCÓMO MOVERSE EN SALAMANCA

Cómo llegar a Salamanca

Avión 

Si bien es cierto que la ciudad cuenta con un aeropuerto a las afueras, su uso está bastante restringido al uso militar. Existen conexiones con algunas ciudades españolas e internacionales, pero son muy limitadas. Es una opción.

Transporte público

Existen múltiples conexiones en tren, autobús o mediante oferta de coches compartidos (Blablacar). Puedes tomar un tren a Salamanca desde ciudades como Madrid, Oporto, Lisboa e incluso desde París.

Desde la terminal 1 de Barajas, puedes tomar un autobús directo a Salamanca, mira horarios y precios en la página de la empresa: www.avanzabus.com.

Coche

Son poco más de doscientos kilómetros desde Madrid. El viaje es relativamente corto: entre dos y tres horas. Debes tomar la A-50.

Transporte Público

No te preocupes mucho por cómo harás para moverte por Salamanca, si tu objetivo es visitar los lugares turísticos más importantes dentro de la ciudad, podrás hacerlo a pie.

Autobuses 

Hay varias líneas que conectan Salamanca. Si no te estás hospedando en pleno centro, lo mejor es tomar los autobuses públicos para llegar al centro, así no tendrás que preocuparte por buscar parking para el coche.

Taxis

Junto a las estaciones y a algunos lugares importantes como la Plaza Mayor y la Gran Vía, encontrarás paradas de taxis. Más caro que los autobuses, pero más rápido. Cobran 0,50€ por cada maleta. Puedes pedir uno al teléfono 923250000.

Tren turístico

Puedes subirte al tren turístico que hace un recorrido de menos de media hora por el centro de la ciudad. A los más pequeños les encanta. El billete cuesta menos de 4€ y los niños pagan la mitad.

 

 

Traslado privado a Madrid

Si el presupuesto para la visita no es ajustado, puedes reservar un traslado privado desde Salamanca hasta cualquier punto de Madrid, incluido el aeropuerto, por alrededor de 500€.

Tal vez llegaste a Salamanca en tren o autobús, y después de pasar días caminando y disfrutando la ciudad, no tienes muchas ganas de hacer el viaje de vuelta en las mismas condiciones. En ese caso, con este servicio, un confortable Mercedes Benz, te recoge y te deja en tu destino en Madrid.

El traslado se paga por carro, y pueden ir hasta tres personas que pueden costear los gastos.

Reserva aquí.

 

 

best-restaurantsCOMER EN SALAMANCA

Luego de estar todo el día caminando y recorriendo una ciudad inacabable la recomendación principal es asumir la degustación y la fiesta como parte importante del viaje.

Salamanca es una ciudad de jóvenes. Justo al pasar la catedral, regresando, vuelves a tomar la Rúa Mayor que te da acceso a múltiples bares para disfrutar del vino Toro.

La denominación de origen Toro proviene de la provincia de Zamora, muy cerca de Salamanca y por lo general es seleccionado como el vino de la casa en los bares salmantinos. Normalmente al servirte una copa, se te ofrece una tapa y por ello, te invitamos a que hagas un recorrido por varios bares para deleitarte con los diferentes ambientes, aromas y sabores que cada local ofrece.

Deléitate caminando la calle Compañía sin dejar de disfrutar de los bares y restaurantes que pululan cerca de la Plaza de las Agustinas y el Convento de las Úrsulas.

A partir de cierta hora se encienden las luces de los faroles y aparece una oportunidad muy agradable de ver la ciudad alumbrada. Explora también alrededor de la calle Doctrinos o la calle Meléndez, para conocer un poco más.

Luego de tomarte varias copas y tapas quedarás dispuesto y saciado para seguir la fiesta o para ir a descansar.

Qué comer en Salamanca:

  • Chorizos locales
  • Jamón ibérico
  • Farinato (embutido de cerdo y migas de pan)
  • Hornazo (empanada de masa y carnes o embutidos)
  • Chanfaina (guisado con con codero, sangre cocida, cebolla y otros ingredientes)
  • Patatas meneás o revolconas (patatas con pimentón que pueden llevar embutidos)

best-tourismACTIVIDADES Y VISITAS GUIADAS EN SALAMANCA


No hay comentarios

Dejar respuesta