Inicio > Inspiración Viajera > Qué ver en Bélgica

Qué ver en Bélgica

Foto del autor

By Roy Reyes

Bienvenidos a Bélgica, un país que desborda encanto y diversidad en cada rincón. Desde la elegante y cultural Bruselas, con su icónica Grand Place y el Atomium, hasta la romántica Brujas, con sus canales y arquitectura medieval. Hay mucho que ver en Bélgica y aquí te contamos lo más importante.

Te recomendaremos lugares a dónde ir y también experiencias que no deberías perderte. Ojalá que al finalizar la lectura, empieces a planificar tu viaje.

Bruselas, lo principal que ver en Bélgica

© kavalenkavadesign/Canva

Bruselas, sencillamente, ¡lo tiene todo! Historia, cultura y deliciosos chocolates. Cuando camines por sus encantadoras calles adoquinadas te darás cuenta de por qué Bruselas está considerada como una de las ciudades más bonitas de Europa.

La Grand Place, la impresionante plaza principal del centro histórico, te dejará sin palabras. No hay mejor escenario que este para instalar la peculiar alfombra de flores de Bruselas, una destacada obra de arte efímero donde se utilizan cientos de miles de flores.

Bruselas te encantará si eres un amante del arte y disfrutas de los museos, como el Museo Magritte (dedicado al surrealismo). Igualmente, la capital belga es un destino recomendado si te encanta el Art Nouveau, un estilo que abunda en la ciudad gracias a su principal precursor, Víctor Horta.

Cuando estés en Bruselas, si aún te preguntas qué hacer en Bélgica, asegúrate de probar sus famosos waffles y moules-frites en algún acogedor restaurante (la calle Rue des Bouchers es a donde debes ir para comer bien. Encontrarás restaurantes de todos los precios y hasta menús completos por 12€).

Y si tienes la suerte de visitar la ciudad durante el mes de septiembre, el ya mencionado Grand Palace es la sede del Belgian Beer Weekend. Es una gran fiesta que se encuentra entre los 5 festivales de la cerveza en Europa más importantes.

Brujas, uno de los lugares que ver en Bélgica

napa74@stock.adobe.com

Brujas es como un cuento de hadas hecho realidad. Créenos cuando te contamos que sus canales serpenteantes, antiguos puentes y casas de ladrillo te transportarán a tiempos pasados.

Una vez en Brujas te recomendamos perderte entre sus calles, hasta toparse con la majestuosidad de la Plaza Mayor y de su campanario medieval ¿Te crees capaz de escapar del estado hipnótico que produce contemplar la Basílica de la Santa Sangre?

No puedes marcharte de Brujas sin probar sus deliciosos chocolates y sin disfrutar de una cerveza belga en una acogedora taberna, como Le Trappiste (Kuipersstraat 33, 8000, Brujas).

Todo lo que hay que ver en Brujas lo puedes abarcar en una excursión de un día desde Bruselas. Y es que justamente el pequeño tamaño de este país es una de sus grandes ventajas, ya que puedes visitar los lugares más imprescindibles de Bélgica cómodamente desde Bruselas.

Probar la cerveza belga

© JurgaR/Canva

A menos que tu religión lo impida (o por motivos de salud), probar la cerveza belga tiene que ocupar un lugar importante en cualquier lista sobre qué ver y hacer en Bélgica. No exageramos al decir que el país es un paraíso para los amantes de esta bebida milenaria.

Desde las famosas cervezas trapenses (elaboradas por monjes), hasta las artesanales con sabores únicos y sofisticados, cada sorbo representa un viaje a través de la historia y la tradición del país.

Para disfrutar al máximo la experiencia de tomar una auténtica cerveza belga, no cometas el error de comprar una en el supermercado ¡Pecado! Promete que estés donde estés en Bélgica, entrarás a un pub tradicional y le dirás al camarero en perfecto neerlandés «een bier, alstublieft».

Gante, la hermosa ciudad entre canales

Mapics@stock.adobe.com

Hay quien opina que Gante es la joya oculta que ver en Bélgica, para nosotros es una ciudad medieval de la que resulta sencillo enamorarse. No exageramos al decir que Gante posee un ambiente único y bastante bohemio.

Basta con pasear por sus pintorescas calles empedradas, para enseguida ser cautivados por su arquitectura gótica. La Catedral de San Bavón y el impresionante Castillo de Gravensteen son tan sólo un par de ejemplos de todo lo que verás.

Los famosos muelles de Graslei y Korenlei © Canva

Esta coqueta ciudad cuenta con el encanto extra que le brindan sus canales. Es todo un espectáculo contemplar como los canales serpentean entre edificios históricos y puentes pintorescos.

Es muy fácil visitar Gante desde Bruselas, ya que el trayecto en tren tarda apenas 45 minutos, por lo que puedes ir en un mismo día ida por vuelta. Revisa nuestro artículo de qué ver en Gante en un día y no te quedes sin ver este tesoro escondido de Bélgica.

Probar el chocolate belga

Jiri Hera@stock.adobe.com

Tanto si eres fan como si no, deberías saber que en Bélgica se producen algunos de los chocolates más exquisitos del mundo. Cuando pruebes el chocolate belga, tu paladar será sorprendido por una sinfonía de sabores a trufas sedosas, pralinés suave y un sin fin de tabletas con combinaciones únicas.

En ciudades como Bruselas y Brujas, encontrarás tiendas tradicionales y chocolaterías boutiques que no pararán de tentarte con sus escaparates llenos de auténticas obras maestras chocolateras, como las mencionadas Neuhaus y Godiva (ambas son marcas con docenas de tiendas repartidas por todos el país).

Es probable que en Bélgica se encuentren los maestros chocolateros más meticulosos del mundo, de los que prestan atención hasta el más mínimo detalle. Si te gusta el chocolate, no querrás irte nunca del país

Lovaina, donde se vive el ambiente universitario

Frankix@stock.adobe.com

Para disfrutar de la ciudad belga con más ambiente universitario hay que ir a Lovaina. En ella se encuentra la histórica Universidad Católica de Lovaina, la cual fue fundada en 1425 ¡Es una de las más antiguas del mundo!

Cuando visites Lovaina, seguro quedarás maravillado por la majestuosa Biblioteca de la Universidad, y también por la hermosa Iglesia de San Pedro (el más claro ejemplo de la arquitectura gótica que impera en la ciudad).

¿Te apetece un café o una cerveza? Entonces lo mejor es que nos dirijamos a Oude Markt, donde estudiantes y locales se mezclan en acogedoras cafeterías y pubs donde el único objetivo es pasar un buen rato.

Lovaina también es famosa por su cerveza, así que no te pierdas la oportunidad de probar algunas de las mejores belgas en sus tabernas tradicionales.

En definitiva, gracias a su vibrante ambiente bohemio y estudiantil, su rica herencia cultural, sus calles adoquinadas y arquitectura, Lovaina te conquistará desde el primer momento.

Descubrir los famosos cómics belgas

¿Sabías que Bélgica es la cuna de personajes icónicos como Tintín, Astérix y Los Pitufos?

Si eres apasionado de los cómics, sobre todo en la ciudad de Bruselas, encontrarás librerías especializadas donde pasar horas sumergido entre millones de páginas de historietas.

Si te preguntas por qué Bruselas es tan relevante, debes saber que en esta ciudad se encuentra el Centro Belga del Cómic (también conocido como el Museo Belga del Cómic – CBBD).  Es el lugar que debes visitar para conocer la historia y la evolución de esta forma de arte 

Además, es bastante común encontrarse con impresionantes murales de cómics pintados en edificios en las ciudades ¡Imagina! Queriéndolo o no, de alguna u otra forma acabarás descubriendo los famosos cómics belgas.

Amberes, la ciudad de los contrastes

Mapics@stock.adobe.com

Amberes es otro de los varios tesoros que ver en Bélgica. Hablamos de una ciudad llena de contrastes, cuya gran oferta cultural y de ocio tiende a pasar desapercibida debido a su importancia económica.

¿Sabías que Amberes es uno de los más importantes mercados de diamantes? Si a esto le sumamos que el puerto de la ciudad es el quinto con más tráfico en el mundo, es normal que, al pensar en Amberes, todo el mundo imagine un centro de negocios y casi nadie evoque sus preciosos monumentos renacentistas.

Cuando estés en Amberes, date el gusto de recorrer sus calles y déjate deslumbrar por la Catedral de Amberes (También llamada, Catedra de Nuestra Señora). Donde, adicionalmente, podrás contemplar algunas de las obras maestras de Rubens, como el Descendimiento de la Cruz.

Pero Amberes no sólo se trata de comercio y arquitectura ¿Quieres divertirte? Entonces te animamos a visitar el cosmopolita y animado barrio de Het Zuid (una zona de la ciudad que ha ganado relevancia desde los 80’s, donde encontrarás museos, galerías de arte, cafés y restaurantes).

Además, esta ciudad también es una meca de la moda y del diseño, con tiendas vanguardistas y talentosos diseñadores locales. Sin duda, Amberes es una de esas ciudades donde lo tradicional y lo moderno van de la mano para impresionarnos a cada paso.

No te pierdas la experiencia única de probar cervezas belgas en las auténticas tabernas de Amberes como Paters Vaetje (Blauwmoezelstraat 1, 2000 Antwerpen – situada en pleno centro histórico) o Oud Arsenaal (Maria Pijpelincxstraat 4, 2000 Antwerpen), uno de los mejores bares de cerveza en Amberes.

Degustar la comida típica de Bélgica

nataliaderiabina@stock.adobe.com

Bélgica no tiene una gran fama gastronómica pero si se jacta de haber inventado las patatas fritas en el siglo XVII. Sea verdad o no, lo cierto es que no puedes dejar de probar unas deliciosas moules-frites (mejillones frescos servidos con patatas fritas crujientes).

Si lo anterior te parece demasiado, o eres más de postres, no puedes dejar de comer los auténticos gofres belgas, ya sea con azúcar en polvo o cubiertos con chocolate y frutas. 

¿Te gustan los quesos? Dado el caso, tienes que degustar el famoso queso de Herve o el suave queso de Chimay ¡Y por supuesto! Para rematar la experiencia, nada mejor que tomar una auténtica cerveza trapense elaborada por monjes locales.

¡Sorprende a tu paladar!

Visitar Lieja

Colegiata de San Bartolomé en Lieja. © elifranssens/Canva

Finalmente, pero no menos importante, tienes que saber por qué no debes dejar pasar la oportunidad de visitar Lieja. Cuando estés caminando por su casco antiguo, será imposible que no veas la Montaña de Bueren. De hecho, este lugar es uno de los más conocidos en Lieja y ofrece una de las vistas más bonitas de la ciudad.

Para llegar deberás subir una escalera que está considerada como una de las más extremas en Europa. La gran escalinata tiene 374 escalones y nada más y nada menos que un 30% de pendiente. Créenos que vale la pena, ya que es un lugar totalmente integrado en la vida de la ciudad y ofrece una de las mejores vistas de Lieja.

Visita la Catedral de San Pablo y déjate atrapar por su impresionante arquitectura gótica, así como la tradicional Colegiata Colegiata de San Bartolomé.

¿El cuerpo te pide fiesta? Entonces ve en búsqueda de la animada atmósfera en el Carré. Se trata de una plaza llena de restaurantes y bares donde podrás probar alguna delicia local como la boulet a la liégeoise (una especie de albóndigas en salsa de sirope típica de Lieja).

Teniendo en cuenta que Lieja está a menos de 1 hora de Bruselas en tren, sería un crimen perdértela.

Aún hay mucho más que ver en Bélgica, desde explorar la belleza natural de la región de Valonia a sus castillos de cuento de hadas. Bélgica te sorprenderá con su diversidad cultural y paisajística.

FREE TOURS EN TODO EL MUNDO
This is default text for notification bar