Compartir

Por Andrea H. Madrid // www.newyorkando.com // @newyorkando

Este es un post inspirado por knok y sus 100 ciudades que ver antes de morir.

Manhattan desde el otro lado

Todos los caminos llevan a Nueva York o ver Nueva York y después morir son adaptaciones de los dichos populares que funcionan muy bien. Es que New York City es un collage de épocas y culturas imprescindible de visitar, y no una, sino muchas veces.

Como sabemos que irán varias veces, les daremos entonces algunas ideas para que elijan las que más les funcionen y tengan así un día perfecto y muy neoyorquino fuera de lo típico. No vayan a hacerlas todas de una vez pues podrían enloquecer, muy al contrario, el consejo es que se tomen todo con calma, y disfruten cada lugar. Créannos que volverán por más:

  • Tomar el Ferry por el East River, que atraviesa el río zigzagueando entre Manhattan, Brooklyn y Queens. Es ideal para empezar el día y ver el skyline de Nueva York desde una perspectiva privilegiada. Lo mejor: ¡pasar bajo los puentes de la ciudad incluido el Puente de Brooklyn!
  • Visitar Five Pointz, la “meca de los graffitis“, un viejo almacén abandonado en Queens que muy pronto demolerán así que tienen que apurarse. Allí se encontrarán con graffitis hechos por artistas callejeros de todas partes del mundo.
  • Caminar a lo largo el High Line Park, el parque de moda en Nueva York. Lo malo es que ya lo descubrieron los turistas, pero es tan particular que tienen que visitarlo sí o sí: está diseñado sobre una vía abandonada de tren.El Teleférico de Nueva York
  • Cruzar el East River en el Teleférico de Roosevelt Island: podrán sentirse como un superhéroe sobrevolando la ciudad y eso solo por el valor de un viaje de metro.
  • Sobrevolar NY en helicóptero: si tienen poco tiempo y quieren ver NY en su esplendor, pueden tomar un viaje en helicóptero. No, no es tan caro como están pensando. Revisen que sí se puede.
  • Hacer una visita guiada por el Radio City Music Hall: esta joya Art Decó los transportará a un Nueva York glamoroso y sofisticado. Allí el olor a tabaco y prosperidad nunca se fue. No dejen de sentarse en los camerinos donde estuvo Frank Sinatra, BB King y Liza Minelli entre otras estrellas.
  • Subir al Top of the Rock, que si bien es un observatorio muy popular para ver Nueva York, es mucho más cómodo y menos frecuentado que el Empire State, que por cierto, podrán ver de frente desde este observatorio desde aquí.
  • Conocer Brooklyn, particularmente sus vanguardistas barrios Williamsburg y Greenpoint, y sobre todo Coney Island aunque esté a una hora en metro desde Manhattan. Cuando caminen por su boardwalk, huelan el cotton candy, escuchen la música de los tiovivos y los gritos de la gente desde la montaña rusa más antigua de Estados Unidos -¡en perfecto estado y con rieles de madera!- no podrán reprimir una sonrisa.
  • Al final el mejor consejo, y que muchos nos han agradecido, es que se pierdan en las calles de Nueva York sin ningún destino particular. Sufrirán un déjà vu a cada rato. Es que son décadas de películas, libros y series que nos han programado para viajar a Nueva York. Sepan que no están solos en esa pulsión, somos demasiados los viciosos de la ciudad de Frank Sinatra, Woody Allen y Corleone 😉
Compartir
Artículo anteriorDestinos de playa en la Península ibérica
Artículo siguienteDel Arco de Triunfo a Trocadero, un paseo parisino en ciclo-rickshaw
Vivo en Oporto, Portugal. Me gusta pasar tiempo con mi hija en la naturaleza o descubriendo nuevos rincones en ésta y otras ciudades. Soy fan del "slow travel", me gusta tomar fotografías y contarte cosas sobre cómo ahorrar en tus viajes, aprendizajes sobre historia y cultura, o meras curiosidades del maravilloso mundo que nos rodea.

1 Comentario

Dejar respuesta