Compartir

En comparación a otras capitales, Berlín destaca por ser diferente y auténtica. No en vano, su historia reciente la ha moldeado de una manera tal que es imposible hallar similitudes, incluso con ciudades de la misma Alemania. Antigua y moderna, decadente, tradicional y creativa a la vez, son muchos los adjetivos en los que Berlín puede encajar.

Como destino europeo, Berlín es indudablemente atractivo. Anteriormente, ya te contamos sobre los lugares más curiosos de la capital alemana, es por ello que en esta ocasión te queremos recomendar este Top 10 de cosas que debes hacer en Berlín.

Puerta de Brandeburgo

Eishier/stock.adobe.com

Es un monumento que ha estado muy ligado a la historia de Berlín en los últimos 200 años. Finalizado en 1791, la puerta de 26 metros de alto era una de las 18 puertas que permitían el paso en la antigua muralla de Berlín.

La Puerta de Brandeburgo ha sido el centro de manifestaciones y celebraciones históricas, tales como el aniversario de la reunificación alemana, o de la caída del Muro de Berlín. Justamente, tras la construcción del muro en 1961, la puerta quedó aislada en tierra de nadie, sin que se pudiera acceder a ella desde el este o el oeste.

Actualmente, es uno de los lugares más populares para recibir el año nuevo en Berlín y ver el despliegue de fuegos artificiales. Es un lugar ineludible, ya que está a poca distancia de muchos otros sitios de interés en Berlín.

Recorrer la ciudad en bicicleta

JFL Photography/stock.adobe.com

Si el tiempo acompaña, e incluso con frío, recorrer Berlín en bicicleta es una gran idea. Para comenzar, una gran extensión de la ciudad es totalmente plana, así que no te encontrarás con ninguna pendiente incómoda. Por otra parte, las distancias son tan largas que la bicicleta te puede llevar a muchos lugares interesantes del centro en muy poco tiempo.

Si te asusta la idea de montar bicicleta en una ciudad que no conoces, Berlín cuenta con más de 600 kilómetros de carriles para bicicletas y sus habitantes están más que acostumbrados a ellas. Puedes alquilar una por tu cuenta por horas o bien hacer un tour guiado. Yo te recomiendo hacer primero un tour guiado para ubicarte bien y posteriormente, seguir descubriendo Berlín a tu aire.

Sitios de Berlín que debes recorrer en bici: Alexanderplatz, la avenida Unter den Linden, la Puerta de Brandeburgo, el parque Tiergarten, la zona del Reichstag y el distrito gubernamental en la ribera del río Spree.

Visita la cúpula del Reichstag

Benshot/stock.adobe.com

El Reichstag de Berlín es un importante monumento y uno de sus edificios históricos más relevantes, que acoge el parlamento alemán. Tras quedar severamente dañado tras la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue restaurado y modificado en los tiempos de la República Democrática Alemana.

Tras la reunificación, se trasladó la sede de gobierno a Berlín y se modernizó por completo, con el toque de prestigio de Norman Foster, quien diseñó la cúpula transitable que se instaló en el tejado. Las vistas desde la cúpula del Reichstag son extraordinarias, por eso te recomiendo no dejar de hacer esta visita. Para visitar el Reichstag, debes reservar previamente día y hora en su web oficial. La entrada es gratuita.

Monumento al Holocausto

joyt/stock.adobe.com

Sin duda, este monumento es uno de los más inquietantes de Berlín. Fue inaugurado en 2004 en tributo a los millones de judíos asesinados en el holocausto. El peculiar sitio consiste en un campo donde se instalaron una serie de losas de hormigón (2711 en total), las cuales van de los 20 cm de altura hasta alcanzar casi los 5 metros.

La idea detrás del monumento fue la de crear una sensación de desorientación y una atmósfera incómoda al visitante. Aunque puede parecer laberíntico, los caminos son perpendiculares entre sí y puedes caminar libremente entre las losas. Únicamente notarás que hay desniveles y pendientes sinuosas para acrecentar la sensación de desorientación.

Isla de los Museos

eplisterra/stock.adobe.com

La Isla de los Museos o Museumsinsel, está ubicada en el río Spree, en pleno centro de Berlín. Es el epicentro cultural de la ciudad, ya que aquí se concentran 5 museos de renombre, que albergan una colección impresionante de arte universal. Estos museos son:

  • Museo Antiguo (Altes Museum). Exhibe las colecciones de antigüedades romanas, griegas y etruscas.
  • Museo Nuevo (Neues Museum). Exhibe una gran colección egipcia y prehistórica, incluyendo el famoso busto de Nefertiti.
  • Museo Bode. Alberga una gran muestra de escultura y arte bizantino.
  • Museo Pérgamo. Es el más importante del recinto, albergando la colección de antigüedades clásicas el Museo de Oriente y el Museo de Arte Islámico. Exhibe la famosa Puerta de Ishtar y el Altar de Zeus.
  • Galería Nacional Antigua. Acoge una de las más colecciones más completas de esculturas y pinturas del siglo XIX en Alemania.

Los museos de la isla están incluidos gratis en la tarjeta Berlin Pass.

Sube al autobús Nº 100

Thomas Reimer/stock.adobe.com

La línea de autobús Nº 100 se creó tras la reunificación. Fue la primera línea de autobuses en conectar Berlín este y oeste. En la actualidad, subir a esta autobús te permite hacer un recorrido por muchos de los sitios más turísticos de Berlín, al precio de un billete regular.

Entre los sitios que recorre el bus están: Alexanderplatz, la casa de la Ópera Staatsoper, la avenida Unter den Linden, el Reichstag, el distrito gubernamental, la Puerta de Brandeburgo y el Zoo de Berlín. Para hacerlo más bonito aún, este autobús tiene dos plantas, así que si te aseguras un buen asiento arriba, no necesitas pagar el bus turístico.

Torre de Televisión

elxeneize/stock.adobe.com

Con 368 metros de altura, es la mayor estructura de Berlín y el cuarto edificio más alto de Europa. La Torre de Televisión, es el emblema de la ciudad y es visible casi desde cualquier punto del centro. Tiene una espectacular plataforma de observación con vistas de 360º de todo Berlín.

Curiosamente, el restaurante, ubicado en la segunda planta de la plataforma de observación, está sobre una superficie giratoria, dando una vuelta entera en 60 minutos.

Biergärten en Tiergarten

VRD/stock.adobe.com

Los biergärten o jardines de cerveza, son establecimientos con terrazas al aire libre con mesas y bancos de madera donde esencialmente se sirve cerveza. De ambiente relajado y sociable, es un buen sitio para degustar cervezas locales, conocer gente y pasar un buen rato.

En el Tiergarten de Berlín, el principal parque de la ciudad, hay varios de estos establecimientos que vale la pena conocer como: Café-Restaurant Am Park, Schleusenkrug, Zollpackhof y el Moabiter Freiheit.

Barco por el Spree

pure-life-pictures/stock.adobe.com

Berlín es una ciudad fluvial y posee más puentes que Venecia, por lo que un recorrido en barco por el Spree, su río principal es una actividad que te permitirá conocer la ciudad desde otra perspectiva. Hay diversas empresas como Bruno Winkler o Riedel GmbH que realizar tours en barco de 1 a 3 horas por los sitios más relevantes de Berlín.

Come asiático (y barato)

Joshua Resnick/stock.adobe.com

Finalmente, no podemos despedirnos sin una recomendación gastronómica. Si te gusta la auténtica comida asiática a buenos precios, vas a amar Berlín. La ciudad cuenta con una infinita variedad de restaurantes asiáticos que incluye locales vietnamitas, japoneses, coreanos, chinos e indios que son para chuparse los dedos y en donde puedes comer muy rico por muy poco.

Entre mis favoritos personales está el vietnamita Thang Long (Schönhauser Allee 104) o los indios Manjodh (Bornholmer Str. 88) y Amar (Schlesische Str. 9). Echa un vistazo a estas otras recomendaciones de dónde comer asiático en Berlín.

Comentarios

Comentarios

No hay comentarios